En algunas empresas tienen bien definido lo que le corresponde hacer a un departamento de comunicaciones. Sin embargo, no todas las empresas tienen uno. ¿Tendrá sentido articular un departamento de Comunicaciones en la empresa en donde te encuentres? Queda claro que es importante tener una comunicación organizada y fluida entre los miembros de los diferentes departamentos que conforman a la Empresa. Además, es importante ofrecer y manejar los recursos precisos para destacar una buena imagen entre clientes, colaboradores y proveedores.

Los especialistas en el área coinciden que para que las personas estén orientadas y motivadas a cumplir con las metas y objetivos planteados, debe existir una comunicación óptima. La razón de ser de un Departamento de Comunicaciones es articular lo que sea necesario para que la información sea fluida, eficaz y positiva. Dicho esto, veamos qué aportes adicionales le da un Departamento de Comunicaciones a una Empresa.

Manejar, gestionar y proteger la identidad corporativa de la Empresa, es el área que debe definir junto a la gerencia cuál es mensaje y la personalidad que se emite hacia los usuarios, clientes y seguidores. Allí se toma en cuenta la Visión, la Misión y la Cultura corporativa descubriendo, por supuesto, qué necesidad existe de mostrar lo que se es y lo que se quiere ofrecer.

Manejar, actualizar y transformar la información de la empresa en mensajes óptimos que lleguen a las distintas audiencias. Cada equipo define la estrategia de cómo y cuándo mostrar ese mensaje de acuerdo con lo que la gerencia determina.

Ajusta todos los procesos de comunicación que se generan internamente en la compañía. Por ejemplo, establece por cuáles canales debe fluir la información de forma similar y eficaz en cada contexto y evita que la comunicación no oficial aparezca y se difunda.

Gestiona las bases de datos que son necesarias para su actividad. La empresa, si maneja y trabaja con datos propios de sus clientes, estará al día en lo que se refiere a datos e información y podrá implementar estrategias tanto en la forma como en el fondo. Cuidando por supuesto de la confidencialidad y seguridad de esos datos.

Un Departamento de comunicaciones eficaz tendrá siempre dos niveles que debe trabajar y atender.

A nivel interno: lograr una mayor identificación de los trabajadores con la organización y una conexión con los valores que forman parte de la cultura de la empresa. Debe ayudar a aumentar el compromiso y el sentido de pertenencia y el rendimiento.

A nivel externo: se comunica de forma clara a los clientes potenciales qué es lo que la empresa ofrece, aportando credibilidad, originalidad, compromiso y dinamismo.

Por: Carusto

Fuente: https://bit.ly/2vOFmts