Miguel Ángel y los tres mil ducados. – Blog de Empléate
fade
4451
post-template-default,single,single-post,postid-4451,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Miguel Ángel y los tres mil ducados.

Sus honorarios profesionales no son un secreto, pero quizás sí un desconocimiento de quienes admiran las artes plásticas, en especial las obras de Michelangelo Buonarroti, mejor conocido como Miguel Ángel, reconocido arquitecto, escultor y pintor italiano renacentista, considerado uno de los más grandes artistas de la historia tanto por sus esculturas como por sus pinturas y obra arquitectónica.

Fue precisamente un 10 de mayo, pero de 1508, Miguel Ángel recibió el encargo del papa Julio II de repintar el techo de la Capilla Sixtina, originalmente pintado como un cielo azul con estrellas doradas. El trabajo que comenzó el 10 de mayo de 1508 y se prolongó hasta el 31 de octubre de 1512 fue sustentado por un pago nada despreciable para la época.

Pier Luigi Vercesi, responsable de la sección «Viajes» del diario italiano Il Sole 24 Ore, describió que el famoso pintor había recibido tres mil ducados. «Si se considera que se pagaron tres mil ducados, haciendo una estimación basada en el poder adquisitivo de ese tiempo, con el actual podemos concluir que el trabajo costó unos dos millones de euros (2.9 millones de dólares)», señaló Vercesi.

El ducado es una moneda de oro antigua, acuñada en varios países de Europa y en diversas épocas. El ducado fue introducido por la República de Venecia en 1284, durante el mandato del dogo Giovanni Dandolo. Su peso es de 3,50 g de oro de 23 3/4 kts de pureza. ​ El ducado veneciano presenta en el anverso al dogo de rodillas frente a San Marcos, santo patrón de Venecia, y en el reverso a Jesús. ​ Durante el siglo XV fue sustituyendo al florín como moneda de oro de referencia​.

El responsable de la sección «Viajes» del diario italiano Il Sole 24 Ore dio estas cifras en la presentación, en los Museos Vaticanos, de la más reciente serie de libros sobre ese templo titulada La palabra pintada. La Biblia en la Capilla Sixtina

«Con estos datos, agregó Vercesi, podemos afirmar que se abonó la suma de mil 200 euros (unos mil 800 dólares) por cada metro cuadrado de decoración».

Años más tarde, Miguel Ángel se encargaría de pintar El Juicio Final sobre la pared del altar, entre 1536 y 1541, por encargo de Paulo III.

Fuente:

https://vanguardia.com.mx

https://es.wikipedia.org

Por: Reiter

Si te gusta lo que lees, compártelo y coméntalo.

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario