Melanoma Múltiple

Cada 5 de septiembre, desde el año 2012, se conmemora a nivel mundial el Día del Mieloma Múltiple, una fecha instituida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a petición de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL), con el objetivo de informar y crear conciencia en la sociedad sobre este mal que afecta a millones de personas.

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer de la sangre que lesiona a las células plasmáticas, un glóbulo blanco que se localiza preferentemente en la médula ósea. Con frecuencia, los grupos de células plasmáticas cancerosas derivan en “tumores” en el interior de los huesos y se denomina “múltiple” porque en la mayoría de los pacientes la enfermedad muestra focos en varias partes del esqueleto.

Por lo general existe un diagnóstico tardío del mieloma múltiple debido a la confusión que genera la sintomatología que presentan los pacientes, ya que pueden parecerse a los de la gripe, las fracturas, la anemia o el estreñimiento, ocasionando un retraso en su diagnóstico de hasta dos años. Durante ese tiempo, la enfermedad avanza y se hace más difícil tratarla.

Cada año, solo en España, se diagnostica a más de 2.000 personas (en su mayoría hombres) con esta enfermedad que, si bien se puede controlar, aún no tiene cura. En general la población que se ve más afectada es la de tercera edad, la mayoría pasa de los 65 años.

Para tratar el mieloma múltiple se aplica una combinación de fármacos específicos y en el caso de los jóvenes, además de las sesiones de quimioterapia, se puede practicar un trasplante autólogo de médula ósea como una manera de controlarla. Por lo general, quienes padecen esta afección suelen tener constantes recaídas, por lo que el tratamiento debe repetirse o buscar otras alternativas. Con el aumento de la expectativa de vida y el envejecimiento poblacional a nivel global, se espera que el número de personas con cáncer se acreciente significativamente entre los años 2010 y 2030.

El mieloma múltiple es probablemente una de las hemopatías malignas en la cual se han alcanzado mayores progresos en los últimos 15 años. Antes de utilizarse el tratamiento actual, la media de supervivencia de un paciente de mieloma múltiple era de pocos meses, pero con la introducción de nuevos fármacos, el pronóstico ha mejorado significativamente. El principal objetivo de los médicos investigadores de esta enfermedad es encontrar tratamientos que se puedan personalizar y que se ajusten a cada realidad, esto como una manera de ofrecer a los pacientes la oportunidad de tener una mejor calidad de vida.

Por: GGBA

Fuente: https://www.fcarreras.org/es / http://aeal.es/diamm2017/