Cuando se tiene un espacio de trabajo una de las cosas más importantes que se debe tener presente es buscar la manera de lograr tener un equipo que se sienta como tal, que sea capaz de confiar en el otro sin sentirse amenazado o creer que debe estar en una continua competencia poco saludable que le permita mantenerse en la cima. En ocasiones los dueños de negocios y emprendedores olvidan este detalle y termina pasando debajo de la mesa. A continuación, te daremos algunos consejos para mantener unido a tu equipo de trabajo.

Refuerza la confianza. Por lo general cuando las personas forman parte de un grupo de trabajo buscan sentirse en confianza, pero cuando los ambientes son tan tóxicos, terminan por sentir que deben protegerse sin darse el derecho de mostrar debilidades, de esta manera es muy difícil que los objetivos se consigan. En este caso es necesario que quienes están al frente de una organización sean capaces de conocer al otro y entender la riqueza de la diversidad. Si esta base no existe, el equipo no llegará muy lejos y se desgastará a nivel personal y profesional. 

El conflicto es parte de la vida. Es normal que en cualquier equipo de trabajo se presenten situaciones que puedan desencadenar en conflictos, ya sean profesionales o personales, lo importante aquí es saber manejarlos y entender que no siempre las personas estarán de acuerdo en un 100% con las decisiones tomadas. Saber manejar los conflictos, para generar una verdadera armonía en el ambiente, pasa por poner en práctica otras habilidades además de la comunicación. Es aprender a decir “no” cuando es necesario y abordar sin temor aquellas conversaciones difíciles. 

Fomenta el compromiso. Cuando el conflicto no se maneja de manera óptima, es común caer en la falta de acuerdos, se generan ambigüedades y la gente pierde la capacidad de tener iniciativa. Para evitar esto, es necesario dejar claros los objetivos y saber comunicar las expectativas en conjunto. 

Aprende a negociar por el bien de todos. En muchos lugares las personas anteponen su carrera profesional, su estatus o su área por encima del bien del equipo, de esta manera es difícil que se alcancen los objetivos definidos. Los retos colectivos implican una negociación constante y ser generoso con los compañeros, algo que no sucede si algunas de las actitudes anteriores existen.

Por: GGBA

 

Fuente: laboratorio de Felicidad


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: