Los introvertidos como piezas clave del entorno laboral – Blog de Empléate
fade
6159
post-template-default,single,single-post,postid-6159,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Los introvertidos como piezas clave del entorno laboral

Generalmente cuando hablamos del éxito de una organización solemos pensar que en gran parte se ha logrado gracias a los miembros del equipo que son meramente extrovertidos, capaces de comunicarse e interactuar con otros sin inconvenientes y que les gusta participar de manera abierta en debates siendo el centro de atención dentro de diversos entornos sociales, sin embargo, aunque muchas veces no se note, el éxito también depende de esas personas que son por naturaleza introvertidas.

Si bien una persona introvertida se caracteriza por ser muy tranquila, reflexiva y tal vez ensimismada en sus propios asuntos, esto puede llegar a malinterpretarse al punto de verle como alguien malhumorado, indeciso, distante, incapaz de asumir riesgos y difícil de manejar. En pocas palabras, no se les ve como un líder que sea capaz de hacer avanzar al equipo y a la organización.

En la actualidad esta percepción se ha ido transformando y cada vez son más las empresas en todo el mundo que están considerando las opiniones de estas personas introvertidas al tener cualidades y aptitudes que los extrovertidos no poseen. Las organizaciones se están enfocando en la ventaja de tener diversidad en las oficinas, ya que esto permite ver al entorno laboral desde otras perspectivas, gracias a la variedad de pensamientos.

En esta oportunidad, mencionamos algunas características de las personas introvertidas que pueden ser de mucha utilidad para impulsar el crecimiento y desarrollo de una organización:

No necesitan mucha supervisión

Como los introvertidos prefieren trabajar solos, los jefes saben que no tienen que estar encima recordándoles todo el tiempo lo que tienen que hacer o cuándo deben hacerlo. La autosuficiencia es una de las ventajas que permite que el trabajo fluya más rápido y sin mayores inconvenientes. Son personas que confían en sí mismos y en sus capacidades para dar respuesta a las peticiones que les hacen. Generalmente cuando suelen estancarse por algo, antes de conversar con sus supervisores, ya han investigado las diferentes alternativas para dar solución a esa situación.

Son reflexivos

Sin duda es algo positivo, ya que, aunque no hablan mucho con los demás sobre cualquier cosa, cuando lo hacen es porque previamente ya lo han analizado, al menos tres veces. No hablan por hablar y argumentan muy bien sus ideas. Siempre tratarán de tomar la información para procesarla bien antes de dar una opinión. En el caso del entorno laboral, cuando tienen un proyecto en puerta, se toman su tiempo para analizarlo y así ver con más claridad los posibles escenarios y obstáculos que se pueden encontrar en el camino, al tiempo que definen la mejor alternativa para darle solución y ejecutarlo.

Son buenos para escuchar

Otra de las características que aporta muchas ventajas, ya que al tomarse el tiempo para escuchar lo que el otro dice, son capaces de analizar y observar las variables dentro de una situación. Como recibir atención de otros no es algo que les quite el sueño, se enfocan en escuchar muy bien (verbal y no verbalmente) lo que se les está pidiendo para así ver todas las aristas y lograr una solución apropiada y acorde a lo que se requiere.

Se conectan con el otro

Como no les gustan las trivialidades o gastar tiempo en cosas que no les aportarán nada valioso, las personas introvertidas suelen participar solo cuando las conversaciones son profundas y con algún propósito, por lo que cuando deben interactuar con los demás prefieren hacerlo en grupos pequeños y solo cuando saben que la conversación será significativa y podrán conectarse verdaderamente con el otro.  

Si bien es probable que no compartan sus sentimientos en entornos de grupos grandes, es en las conexiones que hacen con las personas que se expresarán cómodamente.

Se adaptan mejor

Aunque no parezca, los introvertidos han sido capaces de adecuarse a entornos que son incómodos para ellos, por lo que la resiliencia generalmente forma parte de su personalidad. En un mundo donde se aplaude ser extrovertido, los introvertidos han sido capaces de aprender a vivir y sobrevivir en entornos que no están diseñados para ellos. Son buenos para pensar y desarrollar estrategias y procesos que les ayuden a afrontar entornos, en este caso laborales, ajenos a su naturaleza.

A fin de cuentas, formar partes del grupo de introvertidos o extrovertidos no es el detalle, la clave está en aceptar lo que se es y usar las cualidades de cada bando para hacer las cosas bien, aprender a reconocer las fortalezas de ambos mundos.

Por GGBA

Fuente: https://www.actualidadlaboral.com.ve/seccion/detalles/6-aptitudes-que-poseen-los-introvertidos-y-que-aportan-positivamente-en-el-trabajo

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario