Los cambios organizacionales son positivos – Blog de Empléate
fade
4944
post-template-default,single,single-post,postid-4944,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Los cambios organizacionales son positivos

Las organizaciones se van transformando con el paso del tiempo y en la actualidad son muchas las acciones que se están implementando para hacer que el ambiente laboral sea aún mejor y la productividad aumente. Con esto no queremos decir que las medidas deban tomarse cuando la empresa esté una situación poco favorable, incluso hay quienes recomiendan plantearse una nueva visión cuando se encuentre en su mejor momento. Los cambios organizacionales son positivos.

La idea de realizar cambios organizacionales es lograr crear un impacto, no solo a nivel empresarial sino también a nivel personal, es decir, tomando en cuenta lo que puedan llegar a sentir y pensar los empleados para así saber cómo orientar los mensajes que serán transmitidos. Para esto es necesario tener una buena comunicación y diseñar estrategias efectivas que contribuyan en la toma de buenas decisiones.  

Si en este momento tienes en mente diseñar e implementar cambios organizacionales, a continuación, mencionamos algunos de los más frecuentes para tomarlos en consideración. Ten presente que, para adaptarse a los tiempos, a las nuevas tendencias del mercado, a los nuevos perfiles de profesionales y a la nueva forma que tiene el consumidor de comprar lo que se le vende, las empresas deben analizar ciertos aspectos.

Estructura organizativa. Es uno de los principales cambios estructurales que se dan en las organizaciones, ya que se toman en cuenta aspectos como la departamentalización, el cambio en la cadena de mando, modificaciones en la jerarquía, nuevos diseños sobre la disposición de los puestos de trabajo, entre otros. Son fundamentales porque influyen en la sobrevivencia y el crecimiento de las compañías, siempre y cuando se mantenga la esencia de la organización. Para esto es necesario ser muy cuidadosos para que los cambios no terminen por afectar de manera negativa a las empresas. Un ejemplo de esto es cuando en un negocio familiar el propietario deja el mando a sus familiares, se produce una estructura menos lineal.

Cultura organizacional. Estos cambios sin duda marcan la diferencia. La cultura de la empresa está relacionada con su identidad, su misión, sus valores, principios y metodologías que utiliza para influir en la productividad, satisfacción y bienestar de sus empleados. Siempre es bueno tratar de refrescarla, fortalecerla o, de ser necesario, modificarla. Sin embargo, cuando se requiera un cambio se debe pensar bien y planificar una buena estrategia para evitar que la imagen de la compañía se desdibuje.

El talento humano. Con este aspecto hay que tener mucho cuidado y ser muy responsables, ya que cuando se producen cambios en este campo se debe tener presente cuándo es realmente oportuno realizarlo para optimizar el funcionamiento de la empresa. Son diversos los escenarios que se pueden presentar como, por ejemplo, modificaciones en niveles de alta, media o baja gerencia, incluso llegar al punto de la reducción del personal. Sin embargo, los cambios siempre son positivos para que ambas partes resulten ganadoras y se sientan conformes; todo está en saber manejar las situaciones para no poner en riesgo los objetivos planteados. 

Por GGBA 

Fuente: http://empresas.infoempleo.com/hrtrends/tres-ejemplos-cambio-organizacional

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario