Al estar en el mundo de los negocios es usual que se tengan tropiezos o se presenten etapas donde la crisis está a la orden del día. Sin embargo, siempre se puede aprender de estos escenarios para poner en práctica nuevas estrategias y poder llegar al siguiente nivel de evolución empresarial.

Construir una marca parece sencillo, pero no lo es. Cuando los emprendimientos están surgiendo es necesario aplicar una buena dosis de esfuerzo y aprender a vender como si fueras una compañía grande. Conseguir seguidores en redes sociales pueden parecerte sencillo en una primera instancia, sin embargo, si el objetivo es ir avanzando en el área empresarial debes estar muy atento a observar lo que sucede cuando las grandes empresas se equivocan.

Más allá de la caída que pueda sufrir una empresa, lo importante es tener principios para aplicar las estrategias correctas para salir a flote. Al observar los tropiezos de marcas de renombre internacionales, las empresas más pequeñas pueden aprender qué sí y qué no hacer para crecer. A continuación, te ofrecemos 4 formas en que las pequeñas empresas pueden enfrentar las crisis y ganarles a las grandes marcas.

Tu personalidad de marca debe tener vida. Uno de los mayores beneficios de una pequeña empresa es tener libertad de ser realmente ella misma. Con propietarios apasionados manejando pequeñas empresas, es una gran idea para los dueños de negocios infundir parte de su propia personalidad en su marca.

Ayuda a los clientes a ayudarse a sí mismos. Las grandes empresas con elevados recursos tienen el lujo de derrochar en cosas que las pequeñas empresas nunca podrían soñar. Pero los recursos limitados no son una excusa para ofrecer a tus clientes un excelente servicio al cliente; hay un millón de formas de mantener contentos a esos clientes descontentos, incluso con un presupuesto reducido. Atrévete a ser proactivo y ofrecer a tus consumidores respuestas por adelantado a las preguntas frecuentes, crea una sección de preguntas frecuentes dedicada a tu sitio, el cual los usuarios puedan explorar, para darles respuestas antes de que te llamen para tener una discusión.

Mantente conectado. Cuando el empresario típico comienza una nueva empresa se enfoca en las redes sociales para promover sus negocios y generar el boca a boca a su alrededor. Si bien llegar a tus amigos y parientes acerca de tu negocio es grandioso, es aún más importante conectarte con tu público objetivo real y con los clientes en forma individualizada. Cuando las empresas locales se conectan con los clientes, tienden a escuchar y a involucrarse mejor. Llega a tus clientes con tu propia voz auténtica; no como una marca corporativa sin alma. Las redes sociales no son la única forma en que puedes construir un vínculo personal con tu audiencia; el correo electrónico también es igualmente efectivo, permite llegar a los usuarios con regularidad y ofrece una amplia variedad de formas de ofrecer un valor real para el usuario.

Por: GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/323730


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: