La técnica Pomodoro para mejorar el aprendizaje – Blog de Empléate
fade
5469
post-template-default,single,single-post,postid-5469,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

La técnica Pomodoro para mejorar el aprendizaje

Métodos de estudio y organización existen muchos y acá te hemos dado algunos de ellos como una manera de facilitar el aprendizaje y mejorar tu productividad educativa. En esta oportunidad te hablaremos de la técnica Pomodoro. Si quieres saber de qué se trata, continúa leyendo que en las próximas líneas te lo diremos.

La técnica Pomodoro (tomate en italiano) es un método que permite administrar mejor el tiempo del que disponemos para realizar todas nuestras actividades académicas pendientes, así como otras que nos ayuden a distraernos y descargar la tensión. Fue creada por Francesco Cirillo en la década de los ochenta quien curiosamente le puso este nombre debido a que al momento de ponerla en práctica lo hizo utilizando un reloj que tenía la forma de un tomate.

¿Cómo funciona?

Para aplicar la técnica la persona debe, ante todo, definir cuáles son las actividades que tiene que realizar para así darles un orden según su importancia y urgencia. Debe disponer de un cronómetro para poder dividir los tiempos de estudio en bloques de 25 minutos cada uno (o en este caso, pomodoros) con 5 minutos de descanso entre bloques.

La idea es que durante esos 25 minutos la persona sea capaz de concentrarse y enfocarse en una sola actividad, dejando de lado distracciones y evitando pensar en las tareas que restan por realizar. Una vez transcurridos esos primeros 25 minutos, se recomienda tomarse un descanso de 5 minutos para distraer y relajar la mente. El objetivo es que se cumplan cuatro bloques de 25 minutos, de esta manera se podrán tomar descansos más largos (15 o 20 minutos), dependiendo del nivel de dificultad de la actividad. Recuerda que cada bloque debe abarcar una actividad, de esta manera evitas mezclarlas y ganas tiempo. 

Aspectos a considerar

Una vez que te has decidido a poner en práctica esta técnica, debes tener presente algunos factores, por ejemplo: definir cuál es tu capacidad de rendimiento, saber enfocarte en cada una de las actividades para evitar distraerte y perder el norte, tener a la mano un cuaderno o un block de notas (evita que sea digital) donde anotarás las actividades que realizarás y las nuevas que van surgiendo, así como el tiempo que necesitarás para cada una.  

La técnica Pomodoro ha resultado ser muy exitosa como método de estudio, ya que básicamente basa sus principios en la importancia de hacer pausas regulares que ayudan a mejorar la agilidad mental y previene que caigamos en el multitasking, el cual desvía la atención de lo realmente importante. Cuando se centran los esfuerzos en solo 25 minutos, los resultados tienden a ser mayores y la productividad aumenta.

Hay quienes consideran que para que la técnica realmente rinda frutos es necesario que exista un verdadero compromiso de la persona, ya que puede llegar a ser muy inflexible y, dependiendo del escenario, es probable que no se puedan evitar algunas distracciones como reuniones imprevistas o llamadas que deban contestarse sin falta.

Aplicaciones digitales

Aunque uno de los principios de esta técnica es evitar distraerte con otras tecnologías, en la actualidad hay aplicaciones digitales que puedes encontrar y que funcionan para aplicar la técnica Pomodoro. Algunas de ellas son: Marinara Timer, Pomodoro Timer o Flat Tomato.

En general estas aplicaciones poseen un cronómetro que divide el tiempo en 25 minutos de trabajo con cinco de descanso. Lo curioso es que si bien es una herramienta digital que puede dar pie a la distracción, la misma se encarga de bloquear las redes de entretenimiento como Facebook, Twitter y WhatsApp mientras se esté usando en esos 25 minutos. Con el término del primer bloque suena una alarma que avisa que han iniciado los 5 minutos de descanso y con la que se activan las apps bloqueadas. El proceso se repetirá de manera sucesiva mientras así o requiera la persona.

Por GGBA

Fuente: https://www.universia.net/es/actualidad/orientacion-academica/metodo-estudio-tecnica-pomodoro-1157076.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario