La nomofobia y la educación – Blog de Empléate
fade
5142
post-template-default,single,single-post,postid-5142,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

La nomofobia y la educación

No cabe duda que los avances tecnológicos han servido de mucha ayuda para mejorar no solo las comunicaciones sino la manera como realizamos nuestras actividades diarias. Usar un teléfono celular es algo común, ya que con él podemos realizar infinidad de tareas, más allá de comunicarnos con nuestros familiares y amigos, sin embargo, desde hace un tiempo ha surgido una inquietud en el mundo educativo que tiene a docentes y responsables al pendiente del uso que le dan los estudiantes al teléfono celular, ya que no se trata de que los estudiantes usen el teléfono celular en sí, sino del nivel de adicción que pueda estar influyendo en el déficit académico o la abstención universitaria.

¿Has escuchado hablar de la nomofobia? Se trata de una especie de trastorno que se da cuando hay un uso excesivo del teléfono celular a tal punto que la persona siente un miedo irracional a estar sin teléfono, es una dependencia extrema de este dispositivo. Cabe acotar que abusar del móvil y todo lo referente a redes sociales, no solo puede causar estados de estrés, depresión y ansiedad, sin olvidar los trastornos del sueño, sino que además está muy vinculado a problemas físicos como dolores en las articulaciones, malas posturas, sedentarismo y el síndrome del túnel carpiano, entre otros.  

Esta realidad se está notando cada vez más en los jóvenes que están cursando estudios universitarios y los profesores están muy preocupados al respecto. El móvil ha resultado ser una de las distracciones que más está incidiendo en el abandono escolar y, aunque no parezca, cuando los jóvenes en edad educativa se hacen adictos a la tecnología, esto les puede traer consecuencias no sólo con respecto a su productividad, sino también a su salud física y mental, aspectos que actúan de manera directa en su futuro educativo y profesional.  

Según un estudio realizado por la Fundación Universitaria del Área Andina, en Colombia, las nuevas generaciones han llegado al punto de tener los teléfonos celulares completamente integrados a su vida diaria, un factor que aumenta la posibilidad de abandonar los estudios universitarios. Con el estudio se analizó el comportamiento de 462 estudiantes y concluyó que el 42,6% usa su teléfono al estudiar o hacer tareas. El 83,7% señaló dedicarle poco tiempo a su preparación académica, y demasiado al uso de redes sociales o las distintas funcionalidades del móvil.

En vista de esto los educadores están en la necesidad de crear estrategias que permitan vincular la educación con el uso de la tecnología, pero de una manera más responsable, es decir, buscar opciones de trabajo que permitan el acercamiento al mundo digital sin que esto afecte negativamente el aprendizaje. Podría resultar una medida contradictoria, sin embargo, es posible de realizar siempre que se ofrezca la orientación necesaria para que los estudiantes comprendan que estos equipos, si bien están para hacernos la vida más fácil, no deben ser un factor negativo que los haga depender de ellos o llegar al punto de sentirse devastados o que no valen nada cuando no los tienen. La clave es hacerles ver que como seres humanos deben tener la disposición de usar la tecnología de manera inteligente. A fin de cuentas, lo que está en juego es su futuro educativo y profesional.  

Por GGBA

Fuente: https://noticias.universia.es/ciencia-tecnologia/noticia/2019/02/04/1163560/nomofobia-culpable-abstencion-universitaria.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario