La música y sus efectos – Blog de Empléate
fade
5091
post-template-default,single,single-post,postid-5091,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

La música y sus efectos

Llegamos a mitad de semana y es probable que en ocasiones nos dé por buscar alternativas que nos permitan desconectarnos un poco de la rutina y del quehacer diario. Es por eso que en esta oportunidad nos daremos la libertad de tocar un tema un tanto más ligero para tratar de recargar las energías perdidas hasta ahora. ¿Has escuchado hablar de los efectos que tiene escuchar música? Probablemente sí y es por eso que en las próximas líneas mencionamos algunos detalles de las maravillas que se esconden detrás de una melodía. 

La música está en todos los aspectos de nuestras vidas y es normal que cuando estamos realizando alguna actividad o queremos relajarnos, una de nuestras primeras opciones sea poner nuestra música favorita porque, de alguna manera, sentimos que nuestros sentidos de bienestar se activan. Sin embargo, algunas investigaciones han reflejado que, si bien la música posee muchos efectos positivos, también puede llegar a incidir de manera negativa en nosotros. Conoce ambas caras de la moneda a continuación.

Nuestra capacidad de comunicarnos mejora 

Sobre todo, cuando tomamos lecciones para aprender a tocar algún instrumento musical como una guitarra, el piano, batería, etc, esto contribuye a que nuestras conexiones neuronales se fortalezcan permitiéndonos alcanzar un mejor nivel de vocabulario y lectura. Por algo dicen que, en comparación con otras personas, los músicos tienen una mejor capacidad para escuchar a otras personas mientras sostienen una conversación, aun cuando haya ruido de fondo que tienda a distraer.

Puede disminuir nuestro rendimiento

Es uno de los aspectos, si se quiere negativo, de la música, ya que según una investigación publicada en Applied Cognitive Psychology, la música puede limitar nuestro rendimiento. Lo curioso de esto es que no importa si se trata de música clásica, ya que lo más recomendable para aumentar nuestra concentración, según los expertos, es preferible estar en un entorno de silencio, sobre todo cuando es necesario realizar actividades que requieran un mayor nivel de atención como, por ejemplo, estudiar o diseñar un proyecto.

Mejora la resistencia deportiva 

Muchos deportistas coinciden en que su resistencia en los entrenamientos mejora en un nivel considerable cuando escuchan música de género pop o rock. Aseguran que se sienten más motivados y capaces de soportar rutinas más fuertes con al apoyo de la música. 

La música suena mejor por el oído izquierdo

Quizás es algo que no habíamos tomado en cuenta, pero según diversos estudios, como el realizado por las universidades de California y Arizona, en Estados Unidos, señalan que el oído izquierdo tiene una mejor capacidad para responder mejor a la música, mientras que el derecho funciona mejor para entender las conversaciones. 

Las personas pueden estar tentadas a ingerir más alcohol

Otro de los aspectos que pudiera resultar negativo es que la música a un volumen elevado puede ocasionar que las personas, sobre todo las más jóvenes, se sientan tentadas a consumir mayores cantidades de alcohol conforme esta va subiendo. Igual todo esto va a depender de la naturaleza de la persona y si realmente esto influye en su manera de desenvolverse en una reunión donde hay música y bebidas alcohólicas. 

Mejora el sistema cardiovascular

Estudios como el realizado en la Universidad de Maryland, EE.UU., señalan que escuchar música tiene muchos beneficios para el sistema cardiovascular, incluso podría compararse con los efectos de hacer ejercicio o tomar algunas vitaminas. Cuando la persona escucha música que le agrada por lo general los vasos sanguíneos tienden a aumentar su tamaño en un 26%. Muy distinto sucede cuando se trata de música que desagradable o que resulte estresante, ya que genera el efecto contrario, los vasos se contraen en un 6%. En cambio, las canciones con tonos graciosos que provocan risas permite que los vasos se dilaten hasta un 19%, mientras la relajante logra expandirlos en un 11%.

La experiencia es mejor cuando cerramos los ojos

Expertos aseguran que al cerrar los ojos mientras escuchamos diversos tipos de canciones nuestras emociones se activan y alcanzan niveles más elevados. Hay experimentos que se han realizado, por ejemplo, con música de terror y las personas han llegado a experimentar miedo. Lo mismo sucede con canciones más melancólicas, las personas suelen llegar a sentirse tristes. 

Por GGBA

Fuente: https://noticias.universia.es/ciencia-nn-tt/noticia/2013/10/29/1059341/7-efectos-escuchar-musica.html

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario