Ingeniería robótica: camino de oportunidades – Blog de Empléate
fade
5032
post-template-default,single,single-post,postid-5032,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Ingeniería robótica: camino de oportunidades

La ingeniería se erige como la demanda laboral de mayor crecimiento a nivel mundial, con alta empleabilidad y la mejor catalogada para las profesiones del futuro. En este caso, la ingeniería robótica se predice como la formación del ámbito STEM que mejor cubre la demanda laboral en la actualidad y que marcará pauta en el futuro.

El ámbito STEM, áreas de conocimiento en las que suelen trabajar los científicos y los ingenieros (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), no suele tener mucho atractivo para atraer nuevos estudiantes, a pesar de que alberga ingenierías con paro cero o casi inexistente. Expertos en el área de reclutamiento de personal, así como los directivos de las grandes empresas tecnológicas, manifiestan su preocupación por la falta de talento tecnológico y la necesidad existente para cubrir la demanda laboral y desarrollar las profesiones del futuro.

La falta de mano de obra especializada en ingeniería, tecnología o robótica también hace peligrar no solo a empresas sino a países que puedan mantener un perfil competitivo en la industria internacional y no aumentar la brecha productiva y de conocimiento que les aleje de las grandes potencias. Países como India, China, Sudáfrica son grandes generadores de talento, en cambio, Europa y Latinoamérica demandan este tipo de perfiles para los retos de la era digital y la automatización de muchas actividades empresariales. Según las previsiones, la demanda de perfiles STEM y tecnológicos aumentará un 14% anualmente hasta el 2020.

Esto abre un abanico de posibilidades a profesionales que pueden redirigir su orientación profesional  o aquellos que se inician en sus estudios y buscan una formación con empleabilidad y buenas expectativas laborales.

Se ha comprobado que profesionales dedicados al Big Data, la ciberseguridad, el diseño de aplicaciones, la robótica o la mecatrónica presentan una desocupación cero y, según Randstad, en los próximos cinco años se crearán más de miles de empleos vinculados a estos perfiles.

Ante el peligro de que la robótica cobre protagonismo, esta hará peligrar los empleos basados en tareas rutinarias y repetitivas, pero abrirá nuevas oportunidades en las tareas creativas, de supervisión y resolución de problemas. Junto a este cambio en el paradigma profesional y la demanda laboral, también implica un cambio en lo que se busca en los profesionales, donde lo relevante no serán las titulaciones, sino las competencias y habilidades que son demostrables y que permiten asumir estas nuevas tareas.

Para quienes sigan pensando que la tecnología y la robótica ha llegado para quitarnos el empleo, esta presenta un nuevo camino de oportunidades y de perfiles técnicos, operativos y especialistas que se necesitarán para gestionar la automatización y empleo eficiente de “ingeniería robótica”.

Por: Reiter

Fuente: https://noticias.universia.es/educacion/noticia/2018/12/13/1162889/

Jonatan MoralesJonatan Morales
Jonatan Morales
No Comments

Deja un comentario