Tal día como hoy, pero en el año 1927, nacía en Aracataca, Colombia, el hombre que revolucionaría la literatura mundial con su toque de realismo mágico. Pronto se cumplirán 51 años desde que Gabriel García Márquez, ‘Gabo’, como lo apodó Eduardo Zalamea Borda (subdirector del diario El Espectador), conociera la fama internacional tras el lanzamiento, en junio de 1967, de Cien Años de Soledad, considerada una de las obras literarias más importantes del mundo. A continuación, te damos algunos datos que quizás desconocías de su vida.

En 1929, sus padres debieron mudarse a Barranquilla por cuestiones de trabajo (el padre se había convertido en farmaceuta), y Gabriel quedó al cuidado de sus abuelos maternos: el coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía, y Tranquilina Iguarán Cotes, considerada por el escritor como su primera y principal influencia literaria. En ella se inspiró para crear el personaje Ursula Iguarán, de su novela Cien Años de Soledad.

El nombre de “Macondo”, el pueblito de sus novelas surgió de una finca bananera que él conoció durante un recorrido en tren, ubicado al norte de Colombia. Se interesó por las letras desde que era reportero y decidió ser escritor, aunque su padre insistía en que estudiara leyes y a pesar de que se matriculó en la escuela de Derecho, posteriormente abandonó los estudios para dedicarse a la pasión de su vida.

De su libro “Cien Años de Soledad”, decidió sustraer un capítulo que le pareció no era de mucho interés y lo tiró a la basura. Sin embargo, un amigo rescató el escrito al que el escritor había titulado “Viendo llover al Macondo”, que se constituyó en un éxito en las librerías.

Con 55 años, fue el Premio Nobel de Literatura más joven desde que la Academia le otorgara el galardón a Albert Camus. García Márquez recogió el premio vestido con un liquiliqui, la vestimenta tradicional del Caribe oriental, ya que pensaba que ir de traje daba mala suerte. Por este tema de las supersticiones, siempre procuraba tener flores amarillas en su casa y en su mesa de trabajo porque las consideraba de buena suerte, además pensaba que los caracoles detrás de la puerta, los pavos reales y las flores de plástico atraían la mala suerte.

Crónica de una muerte anunciada, narra hechos reales ocurridos en 1951: el asesinato de un amigo. Sin embargo, por petición expresa de la familia del difunto, el escritor, para entonces periodista, no publicó ni una línea de la noticia hasta 27 años más tarde, cuando le dio forma de novela. Descubrió que iba a ser escritor leyendo “La Metamorfosis” de Kafka y la historia de amor de sus padres lo inspiraría para su novela “Amor en Tiempos de Cólera”.

Terminó de escribir Cien años de Soledad en la ciudad de México, en “La cueva de la Mafia”, sobrenombre que recibió su estudio de trabajo en la casa que ocupaba en la calle Loma 19, en el barrio San Ángel Inn. La actriz vasca Tachia Rosoff, novia del escritor caribeño en el año de 1957, contó que cuando él estaba aprendiendo francés lo que más hacía era escuchar canciones de Brassens y “las cantaba maravillosamente”.

“El Espectador”, había sido clausurado por el dictador Gustavo Rojas Pinilla (1953 – 1957) y García Márquez se vio en aprietos para comer caliente una vez al día. Se sabe que hasta cantó boleros a cambio de unos francos en el bar latinoamericano L’ Escale, acompañado por un guitarrista venezolano, Jesús Soto, el célebre artista cinético. Entre las influencias importantes en su vida estaban: la música popular latinoamericana y la música clásica, la poesía de Rubén Darío y el Cine.

Cuando un hermano de Gabriel García Márquez dijo que el escritor estaba padeciendo demencia senil, uno de sus amigos aclaró que lo que Gabo padecía era realismo mágico, en alusión a su estilo literario. Márquez falleció el 17 de abril de 2014 en Ciudad de México a los 87 años y será recordado como uno de los grandes escritores del planeta que supo inyectarle magia a las palabras con su gran don de escritura.

Por: GGBA

Fuentes: http://www.laprensa.hn/mundohttp://noticias.universia.net.co/cultura/

¿Te agradó esta nota?

Comenta y comparte a través de las redes.

A %d blogueros les gusta esto: