Tal día como hoy pero en el año 1966, se creaba en Venezuela la Fundación Cinemateca Nacional, por iniciativa de Margot Benacerraf (directora, guionista y productora de cine venezolana), quien contaba con el apoyo de Henri Langlois, presidente de la Cinemateca Francesa. En la actualidad es una institución pública venezolana, adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

El día del estreno se presentó la película Barbarroja (1965), de Akira Kurosawa. Desde entonces, la Cinemateca Nacional se dedica a presentar al público venezolano clásicos de la cinematografía mundial. En 1990 el Gobierno Nacional le otorgó el rango de fundación, razón por la cual la Cinemateca pudo ampliar sus actividades hacia la enseñanza, producción de catálogos de videos, publicaciones y demás actividades relacionadas con el quehacer cinematográfico.

Su sede administrativa se encuentra en las Torres del Centro Simón Bolívar, cerca de la estación Capitolio del Metro de Caracas. Además, dispone de dos salas de exhibición: una en las instalaciones del Museo de Bellas Artes, en la Plaza de los Museos; y la otra en el edificio del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG), ubicado en Altamira.

En la actualidad, cuenta con la Red Nacional de Salas Regionales, ubicadas en las siguientes ciudades del país: Barcelona, Barquisimeto, Calabozo, Cumaná, Guanare, Maracay, Maracaibo, Pampatar, Puerto Ayacucho, San Carlos, San Felipe, San Fernando de Apure, Valera y San Cristóbal. Otro organismo que tiene a su cargo es el Archivo Fílmico, ubicado en la Biblioteca Nacional, y cuya misión es preservar y mantener el patrimonio cinematográfico de Venezuela.

Millones de historias se han contado gracias a grandes cineastas que han tenido la oportunidad de ser proyectados, a lo largo de más de medio siglo, a través de las pantallas de la Fundación Cinemateca Nacional. Esta oferta cultural única es posible en las pantallas abiertas y plurales que ha mantenido la Cinemateca, con una programación pensada para que las personas tengan la posibilidad de acercarse al saber cinematográfico.

Hoy por hoy, el cine, y en general el hecho audiovisual, es generador de la opinión pública nacional y mundial, logrando crear matrices de pensamiento colectivo con las que se empapa suavemente a la comunidad nacional y global. Allí radica la importancia que exista una oferta cinematográfica que permita conocer el cine que se produce desde todas las miradas, por lo que, la Fundación Cinemateca Nacional tiene como objetivo seguir promoviendo el acceso al hecho cinematográfico sin distinciones.

Por GGBA

 

 

 

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Cinemateca_Nacional_de_Venezuela

http://www.cinemateca.gob.ve

Comparte y comenta si es de tu agrado.