Enamórate de tu profesión

amor_trabajo1Cuándo somos niños anhelamos llegar a ejercer un sinfín de profesiones, en su mayoría cada labor que queremos alcanzar cambia a medida que vamos creciendo y desarrollándonos académicamente, y justo en el momento de la elección terminamos escogiendo algo totalmente diferente a aquellas profesiones increíbles de nuestra infancia.

Aunque no lo parezca, las profesiones definen mucho el quiénes somos, y como nos percibe la gente a nuestro alrededor. Incluso cuando nos desarrollamos en un área en la cual no nos sentimos cómodos la labor es más una carga que otra cosa, nos aburre el lugar de trabajo, los compañeros y todo lo relacionado al oficio.

El foco no está en cumplir el deseo del niño de cinco años, sino en desarrollarnos en aquella profesión que realmente nos gusta, en aquella que nos complementa; la que no es un empleo que genera ganancias monetarias, sino a la que nos entregamos con pasión y dedicación, por la cual hasta el lunes es un buen día para triunfar.

Aunque parezca difícil debemos estar claros, y primero que nada ser sinceros reconocer aquellas habilidades que tenemos. Aunque en muchos casos nuestros talentos no tienen estudios superiores formales podemos formarnos y llevarlos paralelamente a nuestro ejercicio profesional. Sin problemas podemos ser abogados de profesión, pero Dj’s por pasión.

El mundo laboral ideal sería tal vez aquel en el que todos desarrollemos la carrera soñada, en el que hagamos aquello para lo que realmente somos buenos. Un empleado a gusto con su profesión suele ser mucho más productivo que aquel que solo ve trabajo con remuneración.

Es común escuchar en los miembros de la Generación X, “yo quise ser”, “lo quería estudiar, pero no pude”, la respuesta a esas frases comunes es: nunca es tarde. Lo importante en todo esto es enfocarnos en lo que queremos lograr, sin importar la edad, y si en un momento no lo pudimos lograr tal vez estemos en el momento de alcanzarlo.

Muchas veces encontraremos comentarios acerca de que esa no es una profesión lucrativa, que, si ya hay muchas personas en esa área, óyelos pero que no hagan ruido en tu proyección. La profesión es una situación de amor verdadero, muchas veces estaremos en el lugar incorrecto haciendo lo equivocado, pero en algún momento estaremos en lugar indicado realizando lo que amamos.

Si afortunadamente te pudiste formar en aquello que te apasiona pues felicitaciones, y sí aun no lo has logrado no pierdas esperanzas recuerda que al final del camino hay grandes recompensas.

Profesiones, oficios, pasatiempos sea lo que sea que te guste nos dudes en hacerlo,
puede sorprenderte todo lo que puedes llegar a lograr cuando realmente estás cómodo con lo que haces.

“Cuándo alguien ama lo que hace, se nota. Cuándo no amas lo que haces, se nota aún más.” Steve Jobs.

Leave a Reply