En el pasado estos eran los trabajos de moda – Blog de Empléate
fade
5555
post-template-default,single,single-post,postid-5555,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Profesiones extintas

En el pasado estos eran los trabajos de moda

La constante transformación del mundo que nos ha llevado a la realidad tecnológica que conocemos hoy, hasta hace algunas décadas era impensable. Hablar de profesiones que estuvieran vinculadas a viajes espaciales, programaciones informáticas, desarrollo de aplicaciones digitales o ciencia dedicada al manejo de datos, era tomado como algo futurista y digno de una película de ciencia ficción. Si bien hoy es una realidad innegable, hasta hace algunos años las profesiones que gozaban de cierta “popularidad” eran totalmente distintas y hasta inconcebibles para las nuevas generaciones. A continuación, mencionamos algunos de esos trabajos del pasado que hoy están extintos del ecosistema laboral actual.  

Recogedores de bolos. Se trataba de jóvenes que se encargaban de recoger y reagrupar los bolos que eran derribados por los clientes durante una partida. Con los años el proceso de automatización fue reemplazando la labor de estos chicos por lo que ya no era necesario contratar personal cuando las máquinas se encargaban de hacer este trabajo.

Despertadores humanos. Aunque parezca algo halado de los cabellos, esta profesión realmente existió y era de mucha utilidad para quienes necesitaban despertarse a tempranas horas del día. Se trataba de personas cuya labor era encargarse de recorrer las calles llevando consigo cañas de bambú, semillas o pequeñas piedras que arrojaban a las ventanas para llamar la atención de los durmientes que debían llegar temprano a sus empleos. Antes de que se diera todo el boom de la industrialización, las personas estaban acostumbradas a despertar con la luz del día o con el primer canto del gallo, pero cuando fue necesario que despertaran antes del amanecer, no existían relojes despertadores o algo parecido que hiciera tal función.

Faroleros. Otra de las profesiones que resulta difícil de imaginar para las nuevas generaciones. Hoy estamos rodeados de luz por todas partes, solo con apretar un botón, sin embargo, antes de que iniciara la era de la industrialización, las personas no disponían de luz eléctrica, ni en sus hogares ni en las calles, por lo que existían los faroleros. Estas personas eran responsables de proporcionar luz a los habitantes de las ciudades gracias a unos palos largos que tenían una mecha en el extremo superior que les permitían encender las luces de las farolas y apagarlas una vez finalizara la noche. Aunque hoy sean un recordatorio mítico presente en algunas ilustraciones, antiguas fotografías y cuentos, los faroleros fueron una pieza fundamental para el surgimiento de muchas ciudades a nivel mundial.

Serenos. Eran los vigilantes de esa época, aproximadamente para el año de 1700. Generalmente estuvieron presentes en Latinoamérica y en los barrios de España y su labor era garantizar la seguridad en horas de la noche. Tenían en su poder llaves de portales importantes de la ciudad y también se encargaban de encender las farolas de las calles. Solían tener siempre a la mano un silbato de emergencia y un garrote con los que estaban atentos para prestar ayuda a los transeúntes o alertar sobre emergencias como incendios. Con el paso de los años esta profesión fue perdiendo auge debido a la llegada de las puertas automáticas, aunque en algunas regiones de España ha intentado recuperarse.    

Pregoneros. Tal vez una de las profesiones más antiguas y más conocidas a nivel mundial, ya que sus orígenes datan de la época del imperio romano. Estas personas se encargaban de anunciar comunicados de toda índole, por ejemplo, noticias y acontecimientos extraordinarios que acontecían en una determinada región. Los pregoneros prevalecieron durante muchos siglos, pero fueron desapareciendo con la llegada de la radio, la prensa escrita y la televisión.

Herreros. Aunque en la actualidad aún existen personas que se dedican a la herrería artesanal, mayormente en países desarrollados y algunas regiones de Asia y África, hoy prácticamente ha desaparecido, en comparación con cientos de años atrás cuando contar con múltiples herreros era fundamental para el desarrollo de las sociedades y la protección de los castillos y territorios del mundo. Este profesional, con su forja, yunque y martillos, se encargaba de fabricar objetos, usualmente de hierro y acero, necesarios para toda la sociedad: herramientas, campanas, artículos de cocina, armas, esculturas y muebles. Con la revolución industrial esta figura fue perdiendo presencia.

Colchoneros. En la antigüedad los colchones se fabricaban a partir de lana de oveja, motivo por el cual solían apelmazarse y era incómodo dormir en ellos. Los colchoneros se encargaban de darles golpes con una vara a estos colchones a fin de regresarlos a su estado original, o al menos quitarles algunos bultos para mayor comodidad de las personas.

Operadores de telefonía. Tal vez una de las profesiones que más se recuerde gracias a series de tv y películas donde se hace mención a estos trabajadores. Generalmente se trataba de mujeres que se encargaban de hacer las labores necesarias para que la red telefónica funcionase correctamente. Eran operadoras que, entre otras funciones, conectaban las llamadas de larga distancia.

Resurreccionistas. Una de las más terroríficas de la época que hoy sería vista como una aberración. Se trataba de personas que eran contratadas por científicos experimentales para robar cuerpos de las tumbas con el fin de usarlos para investigaciones científicas y médicas. A estas personas se les conocía como los “ladrones de cuerpos” por lo que su labor estuvo marcada por muchos cuentos y relatos llenos de enigma y ocultismo, ya que trabajaban de manera ilegal.

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario