Si una empresa quiere y necesita ser competitiva, los líderes que la conforman necesitan empoderar a sus colaboradores, delegándoles autoridad para tomar decisiones acorde a sus competencias y conocimientos, con la confianza que éstos estarán en la capacidad de tomar decisiones de manera efectiva.

Se considera, sin embargo, que la responsabilidad no se delega, la responsabilidad siempre es del líder, porque el empoderamiento es una competencia de liderazgo y es pieza fundamental en la formación de equipos de alto desempeño.

Cuando el equipo está empoderado, se logra tener a quienes lo conforman más comprometidos, el sentido de pertenencia aumenta, la persona se siente parte de la organización y parte del proceso de toma de decisiones, además de reducirse los tiempos en la toma de decisiones con lo que conlleva a un aumento en la eficiencia de la misma.

Para poder empoderar a un equipo, el líder tiene que comprometerse a formar a sus miembros, asegurándose de que estén alineados con la cultura empresarial y los objetivos de la organización.

Acá algunas consideraciones para tomar en cuenta:

  1. Confianza y un objetivo común.

Es clave que los empleados y colaboradores estén involucrados en una cultura basada en la confianza y la interdependencia entre los miembros, y sean conscientes que las decisiones que tomen repercuten positivamente o negativamente en el equipo y los objetivos.

  1. Comunicación efectiva.

Se tiene que tener muy claro los objetivos a cumplir, la autoridad y el radio de acción que el colaborador tiene para tomar decisiones. Él necesita saber hasta qué nivel de autoridad tiene para tomar decisiones.

  1. Desarrollo de capacidades.

Para mejorar las habilidades en la solución de problemas y toma de decisiones, el colaborador requiere llevar entrenamiento en casos de negocio. El proporcionarles capacitación y entrenamiento permite que su proceso de evaluación y toma de decisiones frente a un problema sea mucho más rápido.

  1. Comienzo paulatino.

Para evaluar si los miembros de un equipo están empoderados para tomar decisiones es clave ponerlos a prueba con casos reales pero siempre primero de menor impacto y relevancia. El rol del líder es medir las capacidades de los miembros y retroalimentarlos.

  1. Reconocimiento.

Con el objetivo de reforzar la cultura basada en la confianza y el empoderamiento es clave felicitar cuando el colaborador toma decisiones asertivas basándose en un proceso de evaluación y análisis y toma de decisiones.

Es vital para toda empresa conseguir que los colaboradores también resuelvan problemas y puedan tomar decisiones sin temor a equivocarse y que sean sancionados. Este es el resultado de un proceso que implica la construcción de una cultura basada en el aprendizaje, empoderamiento y planificación.

 

Elaborado por: Carusto

Fuente: https://mba.americaeconomia.com/articulos/notas/5-consejos-para-empoderar-los-trabajadores


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: