El OnBoarding y las habilidades blandas – Blog de Empléate
fade
5162
post-template-default,single,single-post,postid-5162,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

El OnBoarding y las habilidades blandas

Los procesos de selección se han ido transformando a la par de los avances tecnológicos, es por ello que en la actualidad es usual que los reclutadores se enfoquen en buscar candidatos que posean soft skills o habilidades blandas, los cuales sean capaces de manejar estos cambios sin mayores complicaciones. Pero, si de entrada el candidato únicamente posee habilidades duras, ¿están dispuestas las empresas a invertir capital para hacer que sus empleados puedan descubrir y desarrollar sus habilidades blandas desde el momento de su contratación? 

Una tendencia actual son los programas OnBoarding (inducción) que han surgido como una alternativa ideal para que las empresas se animen a dar formación de calidad para que los trabajadores sean capaces de impulsar su desarrollo profesional, logrando aumentar al mismo tiempo su productividad. Hay que destacar que todavía son muchas las compañías (así como el talento humano), que no suelen prestar atención a la importancia de explotar las habilidades blandas desde un principio, generando así un ambiente propicio para los malos hábitos y malas prácticas que se terminan esparciendo en el resto del personal. 

Ahora bien, los reclutadores tienen el desafío de tratar de cuantificar estas habilidades en cada proceso de selección, tarea que no es tan sencilla como parece, ya que generalmente no se ven reflejadas en las entrevistas, sino que aparecen en los primeros días luego de la incorporación. Pongamos un pequeño ejemplo para comprenderlo mejor: puede que la organización haya contratado al mejor analista de calidad, que cuenta con muchos años de experiencia y con un nivel de formación sin igual, sin embargo, al momento de realizar sus labores o dar a conocer las estrategias que tiene en mente, le resulta difícil comunicarlas con el resto del equipo o, peor aún, no toma en cuenta las opiniones de los demás. ¿Qué se puede hacer al respecto?  

Lo que están haciendo varias organizaciones es apoyarse en el OnBoarding o inducción para aprender a desarrollar las soft skills. A continuación, te mostramos qué permite un proceso de OnBoarding:

Conocer el funcionamiento de la empresa. Esto es crucial, ya que permite que el talento humano a ser incorporado pueda conocer a profundidad cómo funciona la organización, el papel que desempeñará, así como el de los demás, a fin de comprender cuál es la manera de trabajo que se desarrolla diariamente. 

Aplicar estrategias de entrenamiento previo. Muy importante para que la empresa determine si realmente escogió al candidato perfecto para la vacante laboral. El periodo de prueba suele aprovecharse para hacer esta verificación, ya que el candidato tendrá el tiempo suficiente para mostrar si es capaz de desarrollar sus soft skills. 

Modificar la perspectiva. Aquí se toma en cuenta la importancia de invertir tiempo para explotar los buenos hábitos por encima de los que no lo son tanto, esto como una manera de enfocarlos en el trabajo en equipo y cómo aprovechar las habilidades blandas para ser más productivos. 

Minimizar el margen de errores. Cuando se hace una inducción, enfocada en las habilidades blandas, se logran minimizar los escenarios de conflicto o malentendidos, de modo que no se pierda agilidad y los nuevos empleos estén al mismo nivel de respuesta. 

Cuando una empresa, además de capital, invierte tiempo para aplicar procesos de inducción que permitan incorporar y explotar de manera correcta y provechosa las habilidades blandas de su talento humano, puede contribuir a que el ambiente laboral y la productividad mejoren. Ten en cuenta algunas de las habilidades blandas más demandadas por las empresas en la actualidad:

  • Predisposición a seguir aprendiendo.
  • Formación especializada.
  • Experiencia previa.
  • Capacidad de adaptación.
  • Trabajo en equipo.
  • Pensamiento estratégico.
  • Habilidades comunicativas.
  • Liderazgo.
  • Creatividad. 

Por: GGBA

Fuente: https://noticias.universia.es/practicas-empleo/noticia/2019/01/22/1163339/como-puede-proceso-onboarding-mejorar-habilidades-blandas.html 

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario