El mundo y la revolución femenina empresarial – Blog de Empléate
fade
5806
post-template-default,single,single-post,postid-5806,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

El mundo y la revolución femenina empresarial

Iniciamos la semana con una gran felicitación para todas las mujeres que nos siguen y leen nuestro blog. Hoy es el Día Internacional de la Mujer y por ello estaremos abordando diversos temas referentes a la mujer y su papel, no solo en el mundo, sino también en el ámbito empresarial.

Un poco de historia

Antes de comenzar, refresquemos un poco la memoria. El Día de la Mujer, aunque relativamente se institucionalizó hace poco tiempo, cuenta con más de un siglo de historia. Se remonta a las protestas del movimiento obrero de finales del siglo XIX, en las que la mujer comenzó a visibilizar sus limitaciones y reivindicar el reconocimiento de sus derechos.

Las manifestaciones y huelgas confluyeron en una marcha multitudinaria en el Nueva York de 1908, en donde se reclamaba la reducción de la jornada laboral, mejora de salarios y derecho a votar. Un año después, el Partido Socialista de América declaró el Día Nacional de la Mujer. La comunista alemana Clara Zetkin, sugirió la idea de conmemorar un día de la mujer a nivel global, pero fue en 1910 cuando se aprobó su propuesta, sin acordar fecha concreta, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas.

Para 1911, se celebraría el primer Día Internacional de la Mujer en países como Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, se exigió entonces el derecho al trabajo de la mujer, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

La revolución femenina empresarial

Conforme fueron pasando los años, se ha hecho cada vez más notorio el importante papel que ha desempeñado la mujer, no solo en altos cargos gerenciales, sino en la toma de decisiones que le han dado un giro trascendental a cómo vemos el mundo en la actualidad. Hoy se habla de una revolución femenina empresarial como un fenómeno que llegó para quedarse y que no se detendrá.

Se trata básicamente de una transformación de la consciencia y de cómo es posible alcanzar mejores resultados, una vez que se le da otro enfoque al mundo en comparación a como se ha manejado hasta ahora. Cuando realmente se incluye a las mujeres como un agente clave en las empresas, es cuando se logra un verdadero crecimiento, más allá del concepto de justicia social. Es algo tan trascendental que incluso el tema para este 2021, anunciado por ONU Mujeres, es “Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”.

Cada vez son más las compañías del mundo que lo están internalizando. Se han dado cuenta que contar con la opinión y la participación de las mujeres es clave para asegurar el bienestar financiero de su país, que es posible innovar más allá de los patrones establecidos, que se puede ser competitivos y que muchos de los modelos exitosos del mundo han sido propuestos por mujeres. Podría decirse que en la actualidad muchos son feministas.  

Según McKinsey & Company, en su estudio Women Matter, las empresas con más mujeres en altos niveles de su organización tienen 55% mayor rentabilidad. “El feminismo en los negocios es un tema de capital. Aumentar la participación de mujeres en todos los niveles de la jerarquía corporativa, sobre todo en los niveles de liderazgo, está en la agenda de los principales inversionistas en las grandes economías del mundo”.

Sin embargo, hay países donde las inercias retrógradas aún tienen más peso que los criterios modernos de gobernanza corporativa. Los datos son alarmantes. “Según el más reciente reporte de 50/50 WOB (Women On Boards), en colaboración con WCD (Women Corporate Directors), de 2,574 consejeros en el total de compañías listadas en Bolsa, en México, solo 225 son mujeres. Si solo contamos a las independientes -quienes no son familia ni parte relacionada-, la participación es de únicamente 2.2% sobre el total de consejeros”.

Una de las recomendaciones, que es conveniente realizar, es tratar de poner el foco en las mujeres poderosas que están haciendo el cambio en el mundo de los negocios, como una manera de iluminar el camino para resolver temas urgentes como, por ejemplo, la paridad en condiciones y oportunidades, la inclusión femenina en consejos directivos o la reducción de la brecha salarial. Hoy son muchas las naciones donde las mujeres continúan ganando mucho menos que los hombres en altos cargos. Es algo que sin duda debe cambiar.  

Por GGBA

Fuente: https://mujeres.expansion.mx/opinion/2021/02/26/la-revolucion-femenina-empresarial-ya-es-una-realidad

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario