Hoy es el día Internacional del Chocolate.

Si bien hay personas que no disfrutan el sabor del chocolate y lo evitan, la realidad es que la mayoría lo adoramos, nos encanta su versatilidad y la variedad de cosas que se pueden elaborar a partir del grano de cacao. Por si no lo sabías hoy se celebra a nivel mundial el Día del Chocolate y por eso te dejamos una serie de datos que quizás desconocías de este.

Aunque todavía hoy se desconoce el origen exacto de este manjar, lo cierto es que hay registros históricos que indican que fueron los antiguos mixtecos, que habitaron lo que hoy se conoce como Puebla, Oaxaca y Guerrero, en México, quienes descubrieron que a partir de los granos del cacao se lograba obtener “xocolatl” que en su lengua náhuatl significa agua espumosa, quizás no tan deliciosa como la conocemos hoy, pero significativa.

Nuestro cerebro se estimula con el olor del chocolate. Sabemos que posee muchos beneficios, pero el solo hecho de oler chocolate es suficiente para que tu cerebro se estimule y se incrementen las ondas Theta, desencadenando procesos que nos hacen sentir más relajados.

El chocolate blanco no tiene cacao. A pesar de lo que nos han hecho creer por años, el “chocolate blanco” no es más que el resultado de una preparación que incluye leche condensada, azúcar y manteca de cacao (no pasta de cacao), que es donde realmente se encuentran sus propiedades. Con esto no queremos decir que no sea delicioso, pero las cosas como son.

Es todo un negocio. En la actualidad la producción y comercialización del chocolate es masiva, lo que se traduce en remuneraciones estratosféricas. Por ejemplo, solo en EE.UU. la compañía Hershey’s produce más de 80 millones de besos de chocolate (Kisses) por día y se consumen un aproximado de 45 kg de chocolate por segundo. Pero ¿sabías que el país donde se consume más chocolate por habitante es Suiza? Consumen más de 10 kilos al año por habitante, cuatro veces más que los españoles cuyo consumo se sitúa en algo más de 2,5 kilos.

El chocolate oscuro ayuda a nuestra salud. Se ha comprobado que tiene beneficios a nivel cardíaco y, para reducir el riesgo de una enfermedad asociada al corazón, se recomienda comer un trozo de chocolate amargo todos los días. Además, sus propiedades antibacteriales te protegen contra la caries, y sus flavonoides y procianidinas pueden ser útiles para la prevención del cáncer.

Un árbol de cacao puede vivir 200 años. El Theobroma cacao data de miles de años y siempre estuvo asociado a la magia, el misticismo y lo trascendental, tanto así que sus frutos se conocieron como “el alimento de los dioses”. A pesar de su longevidad, la producción de granos útiles solo se da durante 25 años, lo que se traduce aproximadamente en unas 2500 unidades.

Nos activa la creatividad. A diferencia de lo que muchos piensan, al comer chocolate nos relajamos y esto nos pone más creativos, vemos las situaciones a través de otras aristas y hasta podemos resolver algunos problemas que tengamos en ese momento.

Por: GGBA

Fuente: https://www.vix.com/  

Categorías: Mi carrera

A %d blogueros les gusta esto: