Hay enfermedades que atacan al ser humano por diversos factores, una de las más comunes, y que lamentablemente pareciera ir en aumento, es la diabetes, un padecimiento crónico que aparece cuando el páncreas deja de producir la insulina necesaria para el organismo o en su defecto, cuando es el organismo quien no utiliza la insulina que produce de manera eficaz. La insulina es una hormona que se encarga de regular el azúcar en la sangre. Cuando la diabetes no se controla se produce hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre). 

Como una manera de crear conciencia en la población mundial, cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una campaña instaurada por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU. 

Uno de los objetivos de este día es informar acerca de las causas, síntomas, tratamientos y complicaciones que pueden generarse con la enfermedad. La incidencia de esta grave afección se halla en aumento y de no llevar a cabo acciones contundentes, la tendencia es que siga aumentando, ya que desde 1980 el número de personas con diabetes en el mundo casi se ha cuadruplicado.

Se estima que 422 millones de adultos padecían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980, al tiempo que la prevalencia se ha duplicado, al pasar del 4,7% al 8,5% entre los adultos. Esa prevalencia ha aumentado más rápidamente en los países de bajos y medianos ingresos. 

Cálculos recientes revelan que, en los países latinoamericanos y del Caribe las tasas más elevadas de prevalencia de la diabetes corresponden a Belice (12,4%) y México (10,7%). Managua, Ciudad de Guatemala y Bogotá mantienen tasas de alrededor del 8% al 10%. Estados Unidos presenta una prevalencia de alrededor del 9,3%, llegando prácticamente al 16% en la frontera méxico-estadounidense. Hay varios tipos de diabetes y todos pueden ocasionar complicaciones afectando al organismo e incrementando la posibilidad de muerte prematura. En 2012, la diabetes fue la causa directa de la muerte de 1,5 millones de personas, en todo el mundo. 

En muchas ocasiones esta afección puede evitarse cuando se lleva un estilo de vida saludable, se practican rutinas de ejercicio de manera regular y se controla el peso. También es importante evitar el consumo de tabaco y alcohol. Alrededor del mundo se realizan numerosos eventos locales y nacionales por parte de asociaciones y miembros de la Federación Internacional de Diabetes, así como otras organizaciones vinculadas con la diabetes, profesionales y autoridades sanitarias e individuos comprometidos con la diabetes.

 Por: GGBA

Fuente: http://www.un.org/es/events/diabetesday/

 

 


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: