Cada 20 de junio se conmemora el Día Mundial del Refugiado, decisión tomada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2000, coincidiendo con el 50 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Los conflictos armados, la pobreza y el subdesarrollo son las principales causas de los desplazamientos forzados de población. Situaciones que dibujan hoy día, en pleno siglo XXI, un escenario de flagrante violación de derechos fundamentales para numerosas personas alrededor del mundo.

En la actualidad es necesario tomar conciencia y concienciar a la población y a los gobiernos sobre la necesidad de ayudar a los más de 65 millones de desplazados de todo el mundo. Un mundo donde la realidad de la violencia ha obligado a miles de familias a dejar a tras sus hogares con el objetivo de salvar sus vidas. Es necesario demostrar que la humanidad está del lado de los refugiados.

En el año 2016 el organismo de las Naciones Unidas para los refugiados lanzó la campaña #ConLosRefugiados como una manera de pedir a los gobiernos que colaboraran y cumplieran con su deber en relación con los millones de personas que se encuentran en esta situación. La premisa sigue vigente en vista de que hasta ahora prácticamente ningún mandatario se ha pronunciado al respecto o ha hecho algo para cambiar la situación.

Según las Naciones Unidas, más de 65 millones de personas están desplazadas de sus hogares. Esto se traduce en un equivalente a la población de Reino Unido o Francia. Poco más de un tercio son las personas obligadas a huir a causa de la persecución, la guerra o la violencia. Los niños se ven desproporcionadamente afectados, ya que más de la mitad de los refugiados son menores de 18 años.

Es necesario tener presente que esta cifra va en aumento y la guerra viene a ser un factor importante. Más de la mitad de los refugiados provienen de tres países en guerra: Siria, Afganistán y Somalia, según datos de la ONU. Además, otros huyen de la hambruna o la persecución. El hambre acecha a millones en África. Y en Myanmar hay cerca de un millón de rohinyás, grupo étnico musulmán considerado como una de las minorías más perseguidas del mundo, que dicen que sufren cada vez más ataques.

Algunos solo tratan de encontrar refugio en el primer lugar seguro que encuentran, mientras otros ponen en riesgo sus vidas con la esperanza de encontrar un futuro mejor en otro país. Las naciones en desarrollo albergan el mayor número de refugiados. Sólo el 1% de ellos son reubicados en un solo año. Unas 37 naciones, mayormente ricas, trabajan con la ONU para reasentar a los refugiados. 150.000 fueron reubicados en nuevos hogares en el año 2016.

Muchas familias se ven obligadas a dejar sus hogares y todo lo demás atrás. La marea humana es bienvenida por unos, pero rechazada por otros, lo más alarmante es que los números no muestran signos de reducción mientras estos conflictos se mantengan vigentes.

Por GGBA

Fuentes:

http://www.mpdl.org/comunicados/global/derechos-humanos/20-junio-dia-mundial-personas-refugiadas#sthash.Ufl16WtN.dpbs

https://cnnespanol.cnn.com/2017/06/20/dia-mundial-del-refugiado-lo-que-tienes-que-saber/