En la actualidad es común que las compañías enfoquen sus esfuerzos a buscar personas que sean capaces de enfrentar el entorno laboral de una manera diferente. Si bien existen varios tipos de empleados, en esta oportunidad te hablaremos de las habilidades blandas del talento humano y su valor en la actualidad.

Si el término te resulta algo nuevo, aquí te daremos luces al respecto. Las habilidades blandas comprenden las capacidades y habilidades que tiene una persona para realizar su trabajo de manera efectiva. Es el potencial que muestra la persona para poner aplicar un pensamiento crítico, ética, adaptación al cambio, resiliencia y sindéresis, yendo más allá de una estructura lineal a la que estamos acostumbrados.

Lo curioso de estas habilidades es que inclinan la balanza hacia el lado de las actitudes, las emociones, los sentimientos y las relaciones interpersonales que se establecen con los demás trabajadores. Asimismo, entra en juego el manejo y administración del tiempo, la capacidad para resolver conflictos, aprender a trabajar bajo la figura del equipo, actitud positiva ante los cambios, liderazgo, manejo adecuado de situaciones estresantes y comunicación efectiva.

Muchas personas nacen con estas destrezas, sin embargo, en la actualidad hay una infinidad de cursos que permiten desarrollarlas. Las habilidades blandas del talento humano cada día adquieren más relevancia, sobre todo en el mundo empresarial, ya que nos ayudan a solucionar y enfrentar la cotidianidad del área de trabajo desde otros puntos de vista.

A diferencia de las habilidades duras (vinculadas con las aptitudes que permiten alcanzar un cargo), las habilidades blandas tienen más que ver con la capacidad de mantenerlo, por eso suelen ser más difíciles de medir. Los empresarios están al tanto de esta realidad y hacen lo posible para que su personal se prepare, crezca y destaque. Esto, más allá de representar un gasto, se traduce en una inversión profesional a corto, mediano y largo plazo.

Las habilidades blandas del talento humano son imprescindibles para que las empresas alcancen el éxito, sin embargo, es necesario conectarlas con las habilidades duras a fin de generar cada vez más confianza, productividad y rentabilidad. Así se establece un balance entre los objetivos claves de la compañía y las estrategias visionarias que aplicarán para alcanzarlos.

Aunque en la actualidad muchos emprendedores se enfocan en hacer que sus trabajadores descubran su potencial emocional, aún existen compañías chapadas a la antigua que consideran que lo más importante es ser cuadriculados y metódicos. Esto los hace alejarse de la realidad empresarial y terminan por quedarse relegados en la carrera hacia el éxito. Una persona que carezca del talento para involucrarse con su entorno laboral y tener empatía, difícilmente podrá manejar las nuevas tendencias.

Con cada nuevo emprendimiento surge la oportunidad de pensar fuera de la caja y romper paradigmas. Son muchos los obstáculos que se deben enfrentar, sin embargo, al reconocer las habilidades blandas como columna de nuestra vida, es posible superarlos. Al reiniciar nuestra manera de pensar logramos innovar ante las dificultades y nos llevará a ser cada vez mejores emprendedores.

Por GGBA

Fuente: https://connectamericas.com/es/content/la-importancia-de-las-habilidades-blandas-en-las-empresas

 

A %d blogueros les gusta esto: