Probablemente eres de los que tiene en mente alguna idea que te permita emprender, pero de cierta manera crees que es poco probable darle vida a un negocio que resulte rentable. Te contamos que a pesar de lo que muchos puedan pensar, siempre existe un buen momento para darle un giro a tu vida y enfocarte en hacer lo que más te gusta. Si tienes esa iniciativa no la pierdas, trata de estructurar un concepto claro para ver con claridad tu idea de negocio, saber para qué eres bueno y así darle forma poco a poco.

Si bien el tema económico suele ser uno de los principales dolores de cabeza, también es necesario que sepas que hay opciones que pueden ayudarte a obtener el capital necesario. No olvides que siempre es bueno tener en mente una idea que se convierta, a corto o mediano plazo, en un negocio creciente que genere más ingresos que gastos. Conoce el mercado y el público al que quieres llegar, estudia sus necesidades y comportamiento a la hora de elegir un determinado producto, con estos aspectos tendrás adelantado parte del camino.

A continuación, te dejamos algunas ideas de las plazas que puedes explotar si tu objetivo es emprender:

Comida. Dicen por ahí que quien trabaja con comida jamás pierde, y de alguna manera tienen razón pues una de las necesidades básicas del ser humano es comer. Anímate y aprovecha la pasión que genera poder degustar platillos variados y deliciosos sin la necesidad de tener que entrar a un local lujosísimo. Puedes inclinarte por un servicio delivery o un food truck que en la actualidad son tendencia. Atrévete a ofrecer lo que otros no han ofrecido ya, recuerda que en la variedad está el gusto.

Manualidades. Si eres bueno con tus manos, este es uno de los campos que puedes explotar. En este caso necesitas estudiar muy bien el público al que le ofrecerás tus creaciones, ya que en cada parte los gustos son diversos. Ten en cuenta la tendencia que hay en cuanto a decoración para que tengas una idea de lo que puedes crear.

Orfebrería y accesorios. Si hay una de las cosas que gustan, sobre todo a las mujeres, es comprar zarcillos, pulseras y collares. Puedes animarte a crear tu propia marca de bisutería para complacer los gustos de tus compradores y que se diferencia de lo que ya se comercializa en el mercado. Dale un giro y diseña detalles que hagan la diferencia y sean una opción obligada al momento de hacer un regalo. El cielo es el límite.

Hacer dulces. Si lo tuyo es la repostería o hacer dulces que enamoren paladares, debes enfocarte en ello. Date la oportunidad de monetizar tus conocimientos para elaborar ponquecitos, tortas, helados, entre otros. Comienza cautivando a tus amigos más cercanos que, aunque no lo creas, ayudarán a que se corra la voz y cada vez más gente sepa de ti y de los postres deliciosos que ofreces.

Por: GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com

A %d blogueros les gusta esto: