Crea hábitos para ser feliz – Blog de Empléate
fade
4835
post-template-default,single,single-post,postid-4835,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Crea hábitos para ser feliz

Hablar de felicidad podría parecer sencillo y lograrla quizás no requiera de mucho esfuerzo. La verdad es que si bien muchos la quieren no todos la alcanzan, pero ¿por qué sucede esto? Quizás una de las explicaciones pueda ser porque aproximadamente el 50 por ciento de tu “nivel de felicidad” está determinado por características de personalidad que son hereditarias, es decir, la mitad de lo feliz que podamos ser, aunque no lo queramos, puede que esté fuera de nuestro control. Pero ojo, resta un 50 por ciento que depende de nosotros, de las relaciones que decidamos tener, la salud, nuestra carrera y otros factores que decidimos adaptar a nuestras vidas.

A continuación, te dejamos algunas opciones que puedes poner en práctica para crear hábitos que te permitan ser un poco más feliz:

Crear buenos lazos de amistad. Tener una buena relación profesional puede resultar a grosso modo algo fácil de lograr, sin embargo, cuando se trata de hacer amigos la cosa cambia, ya que hay una ganancia mucho mayor cuando se trata de una amistad real. Fomentar relaciones de amistad hace que la sensación de bienestar aumente. Trata de hacer amigos fuera del trabajo, en el trabajo y en todos lados, que sean verdaderos amigos, verás que vivirás más tiempo y más feliz.

Ser agradecidos. Quizás suene a cliché, pero existen estudios que demuestran que cuando agradecemos lo que tenemos hay una mayor conexión con la felicidad personal y la de otros. Esto funciona en todos los ámbitos, ya sea familiar, laboral o de amistad. Prueba reconociendo la labor que realizan tus compañeros y agradéceles por formar parte de tu vida. Otra cosa que puedes poner en práctica es hacer un listado con las cosas por las que debes sentirte agradecido. La gente feliz se enfoca en lo que tiene, no en lo que no tiene y esto es un gran motivador para seguir adelante.

Ser persistente. Dicen por ahí que las metas que no se persiguen no son metas, son solo sueños. De acuerdo con David Niven, autor de “100 secretos sencillos de la mejor mitad de tu vida”, la gente que identifica la meta que persigue está 19 por ciento más satisfecha con su vida y es 26 por ciento más positiva. Sé persistente con esas cosas que quieres lograr y cuando lo consigas ve por más. Trata de no pensar tanto en el futuro, sino en cuánto has avanzado.

Haz lo que amas. Si estás en un trabajo y no te gusta lo que haces, siempre podrás buscar algo mejor. Claro, esto no siempre resulta sencillo, pero sí se puede lograr. Trata de disfrutar lo que realmente te hace feliz a pesar de que algunas personas crean que no es importante, si a ti te gusta, la opinión de otros está de más.

Dar algo a cambio. Dar algo puede ser más beneficioso para el que da que para el recibe. Todos sabemos que siempre se siente muy bien ayudar a alguien que lo necesita, nos recuerda lo afortunados que somos y es un buen recordatorio de lo agradecidos que debemos estar. Además, recibir es algo que no puedes controlar. Si necesitas ayuda, o quieres ayudar, no puedes hacer que otros lo hagan. Pero siempre puedes controlar cuando tú apoyas a otras personas.

Por: GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/267909

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario