Seguramente has escuchado hablar de una enfermedad contagiosa conocida como lepra, pero ¿sabías que fue un científico venezolano el que descubrió la cura de esta enfermedad que data de miles de años? Te hablamos de Jacinto Convit y su maravillosa hazaña cuando hoy se cumplen 105 años de su nacimiento.

Jacinto Convit se destacó desde muy joven en los estudios, logrando destacar en materias como filosofía y matemáticas. Para 1932, inició sus estudios de Medicina en la Universidad Central de Venezuela y posteriormente estudió en Estados Unidos donde en 1950 y 1951 obtuvo los títulos Licenciado y MSc en Química en la Universidad de Delaware, mientras que en 1954 tuvo un doctorado en Química de la Universidad de Tulane en Louisiana.

Ya para la década de los 60, Convit mostró interés en obtener el cura de la lepra, colaborando así en un sinfín de trabajos que enfocaban los aspectos bioquímicos y microbiológicos de la lepra lo que lo llevó a presentar un método original de diferenciación entre el M. leprae y las otras micobacterias. Entre sus logros destacó el desarrollo práctico de la vacuna para Inmunoterapia e Inmunoprofilaxis de la Lepra, es decir para la cura de los afectados, que permitía potenciar su sistema inmunitario y para el control de la proliferación de la enfermedad.

Participó en múltiples congresos internacionales de la lepra, hasta llegar a convertirse en presidente de la Asociación Internacional de la Lepra, por dos periodos, en 1968 y en 1973. También desempeñó el cargo de director del Centro Cooperativo para el estudio Histológico y Clasificación de la Lepra Convit, al tiempo que siguió trabajando y estudiando la lepra y la cura de la leishmaniasis cutánea hasta el día de su muerte en mayo de 2014.

La vacuna contra la lepra logró inocular el bacilo de la lepra, mezclado con la vacuna de la tuberculosis, en armadillos, animales típicos de la fauna venezolana. Así logró obtener una cura definitiva y efectiva para los diferentes tipos de lepra. Esto le valió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 1987, una postulación para el Premio Nobel de Medicina en 1988 y el título de “Héroe de la Salud Pública de las Américas” en el 2002.

Además de la lepra, se encargó de abordar la Leishmaniasis, y mediante sus esfuerzos investigativos contribuyó con importantes avances en enfermedades infecciosas y parasitarias. Tras sus investigaciones en enfermedades infecciosas y parasitarias, Convit venía desarrollando en sus últimos años investigaciones en el establecimiento de procedimientos de inmunoterapia en la patología del cáncer.  El 28 de febrero de 2011 recibió la condecoración de La Legión de Honor, la más alta distinción honorífica de la República Francesa.

Por GGBA

Fuente: http://www.culturizate.com/la-cura-de-la-lepra-jacinto-convit/

A %d blogueros les gusta esto: