Contratación externa en empresas familiares. – Blog de Empléate
fade
4881
post-template-default,single,single-post,postid-4881,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Contratación externa en empresas familiares.

En la actualidad son muchas las empresas que se han formado a partir de una base familiar, es decir, han sido creadas y son gestionadas por una o varias familias que buscan alcanzar objetivos y beneficios comunes, al tiempo que desean continuar prosperando con el paso de los años bajo las riendas de las nuevas generaciones. Son muchos los beneficios de crear este tipo de empresas ya que se puede ser muy versátil en el trabajo con miras a lograr los objetivos, cambiar algunas metodologías y ser mucho más transparentes en cada uno de los procesos que se llevan a cabo, de allí la relevancia de implementar herramientas que se adapten a los requerimientos del equipo, el tipo de proyectos que desean realizar y el volumen de los mismos.

Una de las inquietudes que surgen al momento de dirigir y tomar decisiones en estas empresas es la conveniencia de contratar a alguien externo. Lo cierto es que, aunque parezca un poco alocado, es una de las mejores opciones, ya que muchas veces los proyectos familiares suelen estar sujetos a factores que inciden en su manera de llevar las riendas de la organización, por ejemplo, falta de cultura estratégica para funcionar bien, olvidar que se deben elaborar políticas equitativas para determinar responsabilidades y sueldos de la planilla, y en ocasiones hay deficiencias para lograr alinear los valores de la compañía y los de los sucesores, por lo que terminan tomándose decisiones muy subjetivas.

En este sentido, cuando se ha tomado la decisión de contratar a alguien externo al entorno familiar, se deben tener presentes dos perspectivas, la interna y la externa. A continuación, las describimos para su mejor comprensión:

Interna. Acá es necesario que el negocio familiar se enfoque en buscar la objetividad e imparcialidad en esa persona que pasará a formar parte del equipo de trabajo. Quienes dirigen la organización deben entender que delegar es bueno y que al tener a una persona ajena a todo el entorno les ayudará a ver las cosas desde otra perspectiva. Contratar a alguien es una gran oportunidad de cambios y aprendizaje.

Externa. En este aspecto se le debe dejar claro al nuevo integrante que, si bien sus ideas serán bien recibidas, su trabajo debe tratar de adaptarse a los valores y estructuras que ya están establecidas en la organización. Además, deberá apoyar y complementar la dirección de la compañía, pero del mismo modo deberá comprender que cada acción deberá ser consultada con los líderes de la organización.

La clave es que cuando se decida contratar a alguien externo, la empresa tenga muy claros los objetivos que desea cubrir y los beneficios que esto traerá a la organización. Al hacerlo no solo se garantiza el éxito de la empresa familiar, sino que también le da las herramientas para reinventarse y crear nuevas ideas de negocio.

por GGBA

Fuente: https://www.visaempresarial.com/co/noticias/como-contratar-a-alguien-externo-en-tu-empresa-familiar_1574

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario