En la sociedad actual, el Internet representa un recurso indispensable para el desenvolvimiento diario de cada persona. El mismo, es vasto y tiene infinidad de beneficios que continúan evolucionando día a día. Sin embargo, así como existen cosas excelentes en la red, esta también tiene bastantes riesgos y peligros, como el ser hackeado.

Es importante que como usuarios de cualquier red social o plataforma en donde nuestra información esté al alcance de un gran número de personas, tomemos precauciones al momento de establecer una contraseña, que permitan proteger nuestra identidad en línea. 

Muchos son los casos de personas que han sido víctimas de los hackers, variando los peligros según el caso.

Para evitar dichos peligros te damos una lista de tips que deberías tener en cuenta al momento establecer una contraseña, para así proteger la información que publicas en tus redes:

*En primer lugar, evita poner nombres propios, fechas de nacimiento o números de documento de identidad como contraseña, porque son muy obvios. De hacerlo, evita proporcionarlos en el perfil de tu red social.

*Utiliza contraseñas alfanuméricas (letras y números), que contengan mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales; esto debido a que existen programas que obtienen las contraseñas débiles.

*En cuanto a la longitud de la contraseña, se recomiendan al menos doce caracteres. Es importante que crees frases fáciles de recordar.

*Evita contraseñas de una sola palabra, por ejemplo si colocas “manual” es algo que puede descifrarse rápidamente.

*Procura no tener las mismas contraseñas para varias cuentas, ya que en caso de que el hacker la descifre, podría tener acceso a todas tus redes.

*En caso de olvidar tu contraseña, establece preguntas de seguridad que no sean tan evidentes, procura que sean cosas que solo tú puedas llegar a saber. De ser algo demasiado obvio, cualquiera que te conozca así sea un poco, podría violar tu privacidad.

*Al momento que te toque actualizarla (si la red lo requiere) no recicles contraseñas, es decir, no uses contraseñas que hayas utilizado con anterioridad (al menos para esa red social).

*Por último, te sugerimos no que escribas números de tarjetas ni contraseñas por correo, chat o redes sociales, pues le facilitas a terceros el que puedan obtenerlas.

¿Te gustó la publicación? ¡Coméntanos y compártelo en tus redes sociales!

Fuentes consultadas:

Categorías: Mi carrera

A %d blogueros les gusta esto: