Aunque muchas personas crean que tener pequeñas y medianas empresas (pyme) es sinónimo de expectativas pequeñas, están equivocados. Ser una pequeña o mediana empresa no debe ser una limitante al momento de querer aspirar a conseguir contratos con compañías de renombre. A continuación, te dejamos algunas claves para conseguir el contrato de tus sueños y transformar tus posibles defectos en virtudes.

Consigue el mejor talento. Rodéate de un entorno de gente preparada y comprometida con la evolución. Algunas empresas, están dejando atrás los estereotipos y cada vez son más las pymes que están incluyendo en su nómina personal altamente calificado para impulsar el éxito de su compañía.

Diferénciate de los demás. Si una pequeña o mediana empresa quiere aspirar obtener un gran contrato es necesario que ofrezca productos o servicios especializados que se diferencien de los demás y que se enfoquen en adaptarse a las necesidades del cliente. Atreverse a marcar pauta y ser diferente es una de las claves del éxito.

Evita exigir exclusividad o compromisos. Cuando se quiere ganar un primer gran contrato lo ideal es evitar forzar al otro a ser nuestros clientes exclusivos. Eso, más allá de ahuyentarlos, puede hacerlos sentir incómodos. En su lugar intenta lograr un grado de facilidad de acceso con los interlocutores claves, para esto debes llevar a cabo un trabajo de investigación para conocer lo que quieren, lo que otros no han sido capaces de darle aún y qué puedes hacer tú para encantarles.

Ofrece siempre un servicio de calidad. Esto pasa al no invertir todo el capital con un solo cliente. Aquí vale la pena ser precavido y evitar que te desborden. Contar con demasiados clientes puede hacer que disminuya la calidad del trabajo y no es lo que se busca. Trata de tener un portafolio de clientes fieles y de alto potencial para la pyme. Centra el foco en los que más valoran las ventajas y el nivel de especialización de la cartera de productos y servicios que ofreces.

Diversifica siempre y atiende a tus clientes. Trata de variar las áreas a los que pertenecen los clientes: calzado, mueble, alimentación, servicios bancarios, belleza, construcción, deportes y tiempo libre, etc. Además, ofréceles un trato personalizado y cercano que por lo general las grandes empresas no suelen ofrecer. Esto hará que antes de verte como un proveedor, seas un socio.

Por GGBA

 

Fuente: http://www.emprendedores.es/gestion/ganar-grandes-contratos-estrategias-de-pequenas-empresas

 

 


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: