Este domingo 13 de mayo se celebra en nuestro país el Día de la Madre, por tal motivo queremos reconocer el esfuerzo y dedicación de quienes no solo se dedican a ser madres, sino que además son capaces de emprender y sacar proyectos laborales con éxito. Cada vez son más las mujeres que se unen a la fuerza del emprendimiento femenino, dirigiendo su propio negocio y apoyando a su familia. Estas mujeres consiguen armonizar ambas esferas, con asombrosa dedicación, sacrificio y determinación.

Sin embargo, conciliar ambas esferas no es tarea fácil. Si eres madre y emprendedora sigue estos consejos para manejar ambas situaciones sin dejar la salud emocional en el camino:

Sé apasionada con lo que haces. La vida es demasiado corta para desperdiciar tiempo haciendo algo sólo por obtener una ganancia económica a cambio, especialmente cuando ello puede alejarte de tu familia e hijos. Si amas tu trabajo, te resultará mucho más fácil tener una vida balanceada.

Pelea por tus objetivos. La equidad de género en el plano profesional ha visto avances importantes en los últimos años, pero esto no quiere decir que podamos declarar una victoria. Ciertamente, las mujeres aún deben luchar y trabajar duro para demostrar que son capaces de destacar en su profesión. Este reto es aún mayor para las mujeres que comparten su vida con una pareja y dedican tiempo a cuidar a su familia. Si eres una mompreneur, debes encontrar tu fuerza interna y luchar por tus objetivos.

Separa a tu familia y trabajo. Divide las esferas de tu negocio y familia lo más que puedas. Esto permitirá que te concentres mejor en las tareas correspondientes a cada área, lo que a su vez incrementará tu productividad y hará que los momentos familiares sean de mayor calidad. Si no estableces este límite con claridad, tu atención se encontrará dispersa.

Vive tu sueño. Nada es imposible. Erin Hooley, madre de cinco, tenía que encontrar la forma de mantenerlos sin estar todo el tiempo fuera de casa. Así que comenzó un negocio desde casa, una tienda en línea dirigida a madres como ella. Ahora, Erin es una empresaria exitosa que aprovecha al máximo el tiempo con su familia.

Pide ayuda. Es cierto que las mujeres somos multitask y, como la mujer maravilla, siempre encontramos la manera de hacerlo todo. Pero también es cierto que debemos velar por nuestra estabilidad emocional y nuestro descanso si no queremos vivir estresadas. No tengas miedo de pedir ayuda: si necesitas contratar una niñera para que te ayude con el cuidado de tus hijos mientras trabajas, hazlo. Así podrás tener la cabeza despejada para generar ideas claras. Y, por favor, no te sientas culpable por ello.

Toma tiempo para ti. No subestimes el tiempo que dedicas a estar contigo misma. Esto incluye tus hobbies, el ejercicio, un buen descanso y tiempo para simplemente relajarte. Incluso 30 minutos al día para desconectarte del mundo harán mucha diferencia en tu vida. Te sentirás más contenta y menos estresada.

Por GGBA

 

 

 

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/268745

Sí te gustó Comparte y Comenta

¡Feliz día a todas las Madres!

A %d blogueros les gusta esto: