Conoce las causas de la desmotivación laboral y cómo superarla – Blog de Empléate
fade
4425
post-template-default,single,single-post,postid-4425,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Conoce las causas de la desmotivación laboral y cómo superarla

Hace algunos años, el significado de desmotivación laboral, nos haría pensar únicamente en los trabajadores. En la actualidad, es un aspecto que alarma tanto a las empresas, como a sus empleados. Las organizaciones saben que, con un personal desmotivado, su productividad se verá afectada, por lo que deben cuidar sus talentos. Y en cuanto a los trabajadores, estos signos no siempre se detectan a corto plazo, así que ellos deben cuidar sus emociones, y estar conscientes de que, si están buscando excusas para no ir al trabajo, es lunes y ya quieren que llegue el fin de semana, no saben cómo organizar el trabajo, entre otros aspectos, ¡Pendientes! Porque pueden estar entrando en una fase desmotivadora.

Generalmente nuestras acciones cotidianas, se orientan al logro de objetivos, los cuales nos mantienen ocupados y motivados para alcanzarlos. Entonces, en el caso del trabajador, también debe estar motivado para alcanzar las metas trazadas, las cuales por supuesto, también son de gran beneficio para la empresa.

Hay estudios que comprueban que 7 de cada 10 trabajadores, están sumergidos en un descontento laboral. Los motivos no son solo producto de un bajo salario, aunque suele ser la causa principal.

Conozcamos las causas de la desmotivación laboral

·         Falta de progreso: es recurrente, encontrar trabajadores que, durante años, han realizado la misma tarea sin que les asignen algo nuevo o tengan visión de futuro a ascender de cargo. O lo que es peor, la falta de confianza en el talento para llevar a cabo una nueva posición o prestar apoyo en otros equipos.

·         Mala comunicación o entendimiento con otros rangos y compañeros: esta es una de las más comunes. El problema no solo radica en la falta de comunicación, sino también en el miedo de expresar las ideas, por no saber qué dirán, cómo lo van a tomar, etc. Cuando los supervisores no están prestos a escuchar o valorar los aportes de su personal, lo que pueden generar es un clima inseguro, incomodidades e indiferencia por parte del colaborador, que prefiere estar en silencio en cuanto a lo que piensa, y esto lo que hace es empeorar la situación.

·         La compensación económica: esta causa principal, toma aún más fuerza cuando el colaborador se da cuenta que el sueldo no aumenta al mismo ritmo que sus responsabilidades o exigencias. En este momento, el trabajador ve injusto el hecho de –dar mucho por poco- y no muestra el mismo nivel de responsabilidad e interés en su trabajo.

·         Clima laboral tóxico: en este aspecto, es importante mencionar que la ausencia de entornos positivos, desmotivan a cualquiera. Las emociones se contagian, y es por ello la importa de contribuir a tener un ambiente sano. En este sentido, no solo influyen las conductas humanas, también es importante tener un espacio de trabajo agradable.

·         Falta de reconocimiento: hay labores que son asignadas como objetivos y debe trabajarse para lograrlas durante el mes establecido. Sin embargo, existen metas más complejas que otras, y el hecho de alcanzarlas siempre debe reconocerse o celebrarse. No es necesario un aumento o un premio, a veces solo basta con las palabras correctas. Por otro lado, existen circunstancias en las que, el trabajador tiene iniciativas propias en beneficio de la empresa, que también requieren ser valoradas y tomadas en cuenta.

Puntos claves para decirle a “adiós” a la desmotivación en nuestro trabajo

Antes de cualquier solución, es indispensable que ambas partes –trabajador y empresa-, pongan de su parte. El primer paso debe hacerlo el empresario, promoviendo a que el trabajador se sienta cómodo.

Entonces ¿Qué hacer?

·         Mostrar interés por el talento: una empresa no solo se mantiene por resultados en números. El reconocimiento es fundamental, valorar el trabajo de cada colaborador es un punto clave para que se sientan valorados.

·         Crear ambientes positivos: en este sentido, se deben fomentar y reforzar las buenas conductas. De esta manera, seguramente habrán mejores resultados.

·         Planes de formación:            este aspecto es indispensable para fortalecer y enriquecer el intelecto de los trabajadores. Es importante seleccionar temas acordes a cada profesión, o en su defecto si es de manera general, que sea de interés y ayuda colectiva. La idea es que las herramientas brindadas sean profesionales o personales. ¡Es maravilloso aprender cosas nuevas y que te gusten!

·         Otros aportes: mayor comunicación, poder de decisiones, horarios flexibles, incentivos o bonificaciones, facilidades de transporte, comida, entre otros.

La desmotivación laboral, influye directamente en el talento de las organizaciones. Cada situación es distinta, pero tengamos presente que la comunicación interna en ese lugar que pasamos al menos 8 horas al día, y la valoración adecuada que reciben los trabajadores, son las plataformas principales para eliminar este problema.

Por: AD.

Fuentes: https://www.iebschool.com/blog/desmotivacion-laboral-relaciones-laborales/

http://empresas.infoempleo.com/hrtrends/desmotivacion-laboral

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario