Con el avance de las tecnologías las modalidades de trabajo han ido evolucionando y transformándose. Es por eso que en la actualidad es común ver, sobre todo en el mundo empresarial y del emprendimiento, cómo las nuevas tendencias están a la orden del día, atreviéndose a cambiar paradigmas y modelos preestablecidos. Tal es el caso del networking, pero ¿tienes idea de qué se trata? A continuación, te damos algunos detalles para que estés al tanto y, por qué no, animarte a darle el visto bueno a esta modalidad.

En palabras sencillas, el networking puede definirse como una técnica que permite adquirir contactos o una red de contactos profesionales con otras personas que tienen intereses comunes a los nuestros, que además nos da la oportunidad de crear asociaciones y oportunidades laborales o de negocio a corto, medio o largo plazo. 

En el mundo empresarial, la práctica del networking es algo usual, tanto así que ya es usual escuchar esta palabra en la cotidianidad profesional. Es raro que en una conferencia o un evento de negocios no haya un espacio para darle cabida al networking entre los asistentes, encuentros que suelen darse de manera casi natural aprovechando el break del café o al final de dicha jornada. Son momentos de gran valor donde se logran establecer vínculos con las personas que tienen metas e intereses comunes. 

El networking y la búsqueda de empleo 

Según algunos estudios realizados, un aproximado de 70-80% de las ofertas laborales no están de manera pública en alguna página o portal de empleos, ya que las empresas tienden a inclinarse por personas que vengan referidas o avaladas por alguien más, tal es el caso de muchos jóvenes que aseguran haber conseguido su primer empleo de esta manera, gracias a un amigo, un conocido o un familiar.

De cierto modo crear una buena red de contactos es algo fundamental, no con la meta de que nos consigan algún cargo o la típica expresión “ponernos donde hay”, sino básicamente para familiarizarnos con el mundo profesional de una determinada área, así como para obtener información de las oportunidades de empleo que puedan surgir y que sean de nuestro interés.

Para que una reunión de networking dé buenos resultados, es necesario estar al día con las tendencias del mundo laboral y poner en práctica algunas estrategias que te permitan destacar entre los demás. Por ejemplo, en las redes sociales trata de orientar tus perfiles de una manera profesional. Incluye palabras claves sobre tu especialidad en la descripción de quién eres. Resalta los programas, conceptos, tendencias y todo lo que te ayude a posicionarte como experto en tu área, prueba también compartiendo contenido relevante para aportar valor a tu perfil profesional. 

Recuerda la importancia de organizar todos los contactos que hayas recogido y hacer seguimiento de las interacciones que se producen luego de una reunión de networking. Trata de fortalecer el vínculo con las personas que has conocido durante la sesión. Una herramienta que puede ayudarte es crear un archivo con el nombre, formas de contacto, perfiles en redes sociales y un comentario que te permita recordar los puntos que conversaste o que te resultaron interesantes.

por GGBA

Fuente: https://webescuela.com

 


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: