F5Pocas cosas suelen ser más aterradoras que el primer día de trabajo, ese momento en el que eres el centro de atención, la persona más vista por toda la oficina, el extraño. Ese día todo puede salir mal o muy bien, todo depende de cómo lo afrontes. Es por ello que te damos estos tips para que logres finalizar con éxito tu primer día laboral:

  • Vístete de manera cómoda: lo más importante es dar una buena impresión, sin embargo, si lo que usas ese día te incomoda, tus probabilidades de frustración aumentan. Es mejor que elijas algo con lo que te sientas seguro y confiado, eso se reflejará en tu actitud y tendrás un mejor feedback de parte de tus nuevos compañeros.
  • Duerme bien: trata de tener una buena noche de sueño antes de tu primer día laboral, esto es necesario porque suele ser un día muy pesado y en el que tu cerebro trabaja a mil por hora; tener la mente y el cuerpo descansados y al 100%, harán que tu rendimiento se catapulte y finalices el día como todo un campeón.
  • Sé tú mismo: ya estás allí, superaste lo más difícil que fue la entrevista, es claro que la empresa se siente a gusto de tenerte y tú estás a gusto de tener un nuevo trabajo, por lo que no hay razón para ocultar tu forma de ser, de esa manera tus compañeros sabrán con quién están tratando y también se sentirán más a gusto.
  • Sé puntual: la puntualidad es un valor muy importante en el ámbito laboral, desde el primer día debes comprometerte a ser una persona puntual y respetuosa del tiempo de los demás, así evitarás futuros inconvenientes, y verás que tu día rendirá mucho más.

  • Atención al detalle: siempre ten un bolígrafo y papel a la mano, en ese primer día suelen explicarse muchas cosas, y tus superiores usualmente desean que todo lo aprendas ese momento, entonces, para evitar preguntas innecesarias o repetitivas, lo mejor es que anotes todo lo que consideres indispensable en tu nuevo rol.
  • Procura no derramar nada: probablemente parezca tonto e incluso un poco chistoso, pero es importante, entendemos que los nervios del primer día puedan traicionarte, pero ten cuidado cuando tengas algo en la mano, trata de no desconcentrarte; ese día todos estarán muy pendientes de ti y si derramas algo, lo recordarán por mucho tiempo.
  • Memoria a su máxima potencia: sabemos que es casi imposible recordar tantos nombres en poco tiempo, pero si los agrupas por áreas, o por jerarquía, se te hará mucho más fácil. Los primeros nombres que debes recordar son los más cercanos a ti, tu compañero o compañera de al lado, tu jefe directo, entre otros. De esta manera, si necesitas ayuda a lo largo del día, podrás pronunciar su nombre correctamente y esto formará en seguida un vínculo.

Ahora bien, prepárate para emprender tu nueva etapa laboral y, ¡mucho éxito!

A %d blogueros les gusta esto: