Seguramente has disfrutado, quizás hasta de manera inconsciente, de los beneficios que tiene escuchar música. Sea cual sea el género que más te mueva, la música está aquí para hacernos sentir mejor y hacer que nuestras emociones sean más intensas. Al escuchar tus canciones favoritas logras relajarte, distraerte, despertarte y conectarte contigo, pero ¿sabías que la música tiene un Día Internacional?

La idea de celebrar este día surgió el 1 de octubre del año 1975 por parte de Yehudi Menuhim, un violinista que buscaba promover la música entre todos los sectores de la sociedad y los ideales de paz y amistad entre los pueblos de la UNESCO; alentar el intercambio de experiencias y la apreciación mutua de sus valores estéticos; promocionar las actividades del International Music Council, sus organizaciones internacionales miembros y comités nacionales, así como su política de programas en general. 

Se trata de una oportunidad para rendir homenaje a todos los músicos y los estilos que se disfrutan y comparten a nivel mundial, como una manera de unir y compartir un mismo sentimiento. Es recalcar las bondades e importancia del arte musical alrededor del mundo, así como promover la paz y la amistad de las naciones a través de la música.

La música es sin duda una forma de arte universal que traspasa barreras y que puede acercar poblaciones bajo un mismo propósito. Hecho por el cual la celebración toma cada vez más fuerza. En los países en donde se celebra, se suelen hacer conciertos gratuitos en varios puntos a lo largo de las ciudades más relevantes de los mismos. Estos conciertos invitan a grandes y pequeños artistas de todos los géneros musicales y duran todo el día. 

A continuación, te dejamos algunas ventajas de la música: 

  • Existe la terapia musical que se utiliza en hospitales para reducir la necesidad de medicación durante el parto y disminuir el dolor post operatorio.
  • Si llevas a cabo alguna actividad física acompañada de música ayudas a tu cuerpo a consumir el oxígeno de una manera más eficiente.
  • Escuchar 30 minutos al día de música clásica, lenta o instrumental nos ayuda a: disminuir el ritmo cardíaco, la ansiedad, el dolor crónico de la artritis reumatoide, reduce la presión arterial, así como la intensidad y duración de los dolores de cabeza. Aumenta tu coeficiente intelectual, estimula la memoria, mejora la concentración y la visión de pacientes que han tenido derrames cerebrales y que solo tienen un campo de visión. Mejora la calidad del sueño.
  • Reduce el estrés.
  • Reduce la tensión muscular.
  • Mejora el movimiento y la coordinación de tu cuerpo.
  • Ayuda a expresar sentimientos.
  • Te pone feliz.
  • Retrasa el envejecimiento cerebral.
  • Reduce la depresión.

Por: GGBA

Fuentes: https://www.wincalendar.com/es/Dia-internacional-de-la-Musica

A %d blogueros les gusta esto: