A los venezolanos nos encanta comer pan con frecuencia, no en vano es común conseguir panaderías en casi todas las esquinas de la ciudad capital y en el resto del país. Pero, ¿sabías que hay un día para celebrar al pan?

El Día Mundial del Pan (World Day of Bread) fue creado por la Federación Internacional de Panaderos (UIB por sus siglas en francés), como una manera de dedicarle un día a la historia y al futuro del pan, así como para compartir la labor de los panaderos e intercambiar puntos de vista sobre los materiales con los que se prepara este alimento y las nuevas tendencias del mercado.

El pan es un alimento de gran valor nutricional que se consume de diferentes maneras a nivel mundial y que, lamentablemente, en la actualidad no goza del valor que realmente tiene en algunos países. Y si se habla de nutrición, el pan venezolano está, después de la arepa, en la base de la alimentación. Es un producto sano que al ingerirlo proporciona nutrientes que contribuyen a mantener el bienestar, equilibrar la dieta y aportar parte de la energía necesaria para llevar a cabo cualquier actividad física, mental y mantener las funciones vitales en óptimas condiciones. 

En la actualidad muchas personas se han dedicado a elaborar pan casero, tomándole cariño al hecho de poder elaborarlo con sus propias manos y disfrutar el resultado. Por lo general se suele comer relleno con algo dulce o salado, aunque también se disfruta mucho con una buena taza de café o chocolate caliente. Sin embargo, hay quienes prefieren comerlo solo, ya que el buen pan no necesita un acompañante para considerarlo una delicia para el paladar. También hay nuevas versiones que no contienen gluten, creados especialmente para que los celíacos no tengan inconveniente en disfrutar de una buena pieza de pan.

Dentro de las variedades que se pueden encontrar en el país están las clásicas canillas, campesinos, panes de maíz, de guayaba, de queso, de coco, entre otros. Además, en diciembre no puede faltar el aclamado y tan buscado Pan de Jamón, una mezcla de sabores que forman parte de nuestra herencia cultural. 

En cada país se organizan diversas actividades y concursos para promover la cultura del pan como un alimento enriquecedor que debería formar parte de cualquier comida saludable y como parte indispensable de una dieta saludable. Desde hace unos años la UIB ha realizado contactos con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FAO, para que, de ser posible, el año 2020 sea declarado “Año Internacional del Pan” con el objetivo de resaltar la importancia de este alimento en cualquier dieta de alimentación equilibrada.

Por. GGBA

Fuente: http://www.pastryrevolution.es

 

 


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: