Cada 8 de mayo se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Ovario, un tipo de cáncer que es diagnosticado anualmente a casi un cuarto de millón de mujeres en todo el mundo, y es responsable de 140 mil muertes cada año. Es el resultado de la aparición de un tumor maligno en cualquier zona del ovario y tiene una letalidad bastante alta, debido a que la mayoría de los casos son detectados en estados avanzados.

Las estadísticas muestran que únicamente el 45% de mujeres con cáncer de ovario tienen probabilidades de sobrevivir cinco años en comparación con un 89% de las mujeres con cáncer de mama. Esta enfermedad afecta de manera similar a las mujeres en países desarrollados y en países en vías de desarrollo.

Los síntomas del cáncer de ovario pueden confundirse a menudo con otras enfermedades menos graves, como las molestias gastrointestinales, por lo que es necesario que las mujeres estén alertas y tomen conciencia de la importancia de entender y prevenir este tipo de cáncer. A continuación, te damos algunos datos para tomar en cuenta:

Edad de riesgo. El cáncer de ovario ataca, por lo general, a mujeres mayores de 40 años, aunque existe una pequeña cantidad de mujeres a las que se les diagnostica a menor edad.

Detección. Es una de las neoplasias más difíciles de detectar debido a su ubicación y a que no existe un examen que permita prevenir esta enfermedad. La ecografía y los marcadores tumorales tampoco son 100% efectivos, por eso más del 70% de los casos se diagnostican en estadios avanzados, lo que demuestra su naturaleza agresiva.

Síntomas. En estadios avanzados, la enfermedad produce aumento del tamaño abdominal / distensión persistente (hinchazón continua); dificultad para comer y sentirse llena rápidamente; dolor pélvico o abdominal; necesidad de orinar con mayor urgencia o frecuencia; y considerable pérdida de peso.

Prevención. Existe una fuerte conexión entre la herencia genética y la aparición del cáncer de ovario, por eso es recomendable que las mujeres conozcan el historial oncológico de la familia.

Tratamiento. De detectarse la enfermedad, generalmente el médico procederá con una cirugía de extirpación del útero, la resección de ambos ovarios y las trompas uterinas, junto con una exploración quirúrgica de la cavidad abdominal y con la valoración de quimioterapia adyuvante, según características clínicas del tumor. En el caso de pacientes con enfermedad avanzada y en estados localizados a nivel de pelvis-abdomen, se puede optar inicialmente por la resección completa del tumor.

Conocer e identificar los síntomas puede ayudar a detectar precozmente el cáncer de ovario. En este día, las organizaciones de lucha contra el cáncer de todo el mundo se unen para concienciar a la sociedad, además de solidarizarse con las mujeres que ya padecen esta enfermedad.

 

Por GGBA

 

 

 

 

Fuentes: http://www.juntscontraelcancer.cat/eshttps://elcomercio.pe/viu/