Cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

La OMS ha indicado que las estrategias de prevención no pueden eliminar la mayoría de los casos de cáncer de mama que se dan en los países de ingresos bajos y medios, donde el diagnóstico del problema se hace en fases muy avanzadas, asimismo, indicaron que cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnostica un nuevo caso de cáncer de mama. Las estrategias de detección precoz recomendadas por esta organización, para los países de ingresos bajos y medios, son el conocimiento de los primeros signos y síntomas más la exploración clínica de las mamas.

Aunque las campañas hacen énfasis en la autoexploración, esta no es suficiente. Es indispensable para las mujeres de 40 años o más realizarse una mastografía al año y, para las menores de 40, un ultrasonido, aun en casos en los que no se presenten factores de riesgo. Investigadores siguen evaluando medicamentos que podrían ayudar a reducir el riesgo de cáncer de seno, especialmente en las mujeres que están en alto riesgo.

Por lo general, los medicamentos de terapia hormonal se utilizan para ayudar a tratar el cáncer de seno, pero algunos también pueden ayudar a prevenirlo. El tamoxifeno y el raloxifeno se han utilizado durante muchos años para prevenir el cáncer de seno. Algunos estudios más recientes con otra clase de medicamentos llamados inhibidores de la aromatasa (exemestano y anastrozol) han demostrado que estos medicamentos también son muy eficaces en la prevención de cáncer de seno.

Otros estudios clínicos están analizando medicamentos no hormonales para la reducción del cáncer de seno. Algunos medicamentos de interés son los medicamentos para la osteoporosis y para las metástasis óseas, los inhibidores COX-2, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y las estatinas (usados para reducir el colesterol).

Es importante destacar que el símbolo internacional de la lucha contra el cáncer de mama es un lazo de color rosado, utilizado por Empresas, Instituciones Médicas, Organizaciones No Gubernamentales y personas que están comprometidas a luchar contra este flagelo.

El lazo rosado se comenzó a utilizar por la Fundación Susan G. Komen del Cáncer de Mama, en un maratón por la cura de la enfermedad a finales del año 1990, pero no tuvo éxito porque los corredores pensaron que formaba parte de un regalo. Posteriormente el lazo rosado se convirtió en el símbolo contra el cáncer de mama porque una empresa internacional de cosméticos los comenzó a distribuir en sus tiendas

Por: Reiter

Fuente: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/acerca/que-hay-de-nuevo-en-las-investigaciones-del-cancer-de-seno.html


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: