Aumenta tu productividad en San Valentín, ¡y sal a tiempo para celebrar!

san_valentin¿Tienes una cena romántica planeada para esta noche? ¿Quieres salir más temprano de tu trabajo para poder afinar detalles de tu “cita perfecta”?

Pues la clave estar en ser más productivo, aprovechando cada minuto en la oficina para terminar todo el trabajo acumulado.

Hoy compartiremos algunos consejos para que puedas salir a tiempo a celebrar, sin dejar ningún pendiente para mañana:

1. Elabora una lista de tus tareas diarias y planifica tu día. Funciona muy bien que te plantees objetivos personales, y no solo que te sientas presionado por los plazos de entrega. Automotívate, ¡rétate a ti mismo!

2. Trata de trabajar en tareas por tiempos limitados, digamos 40 minutos; de esta forma puedes adelantar varias tareas en el día y sentirte al final satisfecho de que adelantaste varias cosas. Además: limitar el tiempo de cada tarea ayuda a no “quemarse” o hartarse de ella. Si en el día trabajamos en algo tedioso más de 4 horas puede dejarnos extenuados mentalmente y seremos menos productivos el resto del día.

3. Si estás trabajando en algo que requiere concentración, mantente con el estado “Ocupado” en el Messenger/Gtalk/Whatsapp.

4. Usa la primera parte de tu jornada para los trabajos creativos que requieran análisis, interpretación o aportes originales… y deja las tareas repetitivas para el final de día, cuando estás un poco más cansado.

5. No realices llamadas personales largas (aunque en un día como este sientas la tentación de hacerlo, solo conseguirás alargar más tu jornada. Concéntrate en el trabajo).

6. Mantén tu escritorio ordenado: te sorprenderá el tiempo que ahorrarás buscando documentos y artículos de oficina que, con el escritorio desordenado, se “esconden”. Aunque no lo creas, la mente también se beneficia de este pequeño arreglo. Aprovecha unos minutos al regresar del almuerzo para hacerlo, por ejemplo.

7. Toma breves pero frecuentes descansos. ¡Pausas activas! Ya sea para estirar las piernas o para hacer ejercicios de postura, o para aclarar tu mente o tomar un poco de aire fresco, un descanso breve te repotenciará y te ayudará a terminar tu trabajo en menos tiempo.

8. Toma notas: en tu agenda, en un cuaderno, en un bloc de notas o en tu smartphone, pero apunta las buenas ideas que vayan surgiendo, los pendientes que debes resolver, los acuerdos en las reuniones, etc. Con esto evitarás que la memoria te juegue una mala pasada.

9. Aprende a delegar: no todo lo debes hacer tú personalmente. Si tienes un equipo, confía en él y asigna tareas que sabes que pueden realizar.

10. Aprende a decir “no”. Tampoco te aconsejamos que lo hagas en todo momento y de manera irracional, pero debes tener en cuenta que es una buena práctica expresarle a otro que en un momento estás muy ocupado como para ayudarlo.

Leave a Reply