Muchas veces con la tecnología y la cantidad de tareas que toca hacer diariamente, las personas tienden a perder la concentración, invertir su tiempo de una manera negativa y dejar de lado sus objetivos. Es por ello por lo que a continuación dejamos algunas claves para ayudarte a mantenerte enfocado en lo que realmente quieres y alcanzar el éxito deseado.

Es común que los emprendedores y empresarios tengan inconvenientes para mantenerse enfocados, sin embargo, la clave está en reconocer que es normal y que al aplicar algunas técnicas pueden mejorar su productividad, manteniendo un control sobre la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad.

Cada quien aprende a su manera. Es importante tener esto en claro porque a veces caemos en el error de pensar que todos debemos aprender a una misma velocidad o con una sola técnica. Una vez que identifiques cuál es la manera que mejor te funciona, podrás ajustar tu área de trabajo acorde a tus necesidades.

Crea una especie de cartelera. Esto te servirá para planear de una manera visual tus tareas y el tiempo que tienes destinado para cada una de ellas. De esta manera logras organizarte y aprovechar al máximo cada minuto. Es importante que también definas tus ratos libres, porque una mente descansada te ayudará a ser más productivo. Utilizar colores, símbolos o algún otro método que le aporte dinamismo a tu cartelera y determinar la importancia de cada actividad.

Permítete usar juguetes. No se trata de que conviertas tu espacio en un jardín de infancia, pero sí es fundamental que tengas algunos objetos que te permitan concéntrate y relajarte ante situaciones de estrés o mucha tensión. Los objetos deben ser fáciles de manejar y que no generen ruidos que te distraigan causando el efecto contrario. De esta manera, y sin darte cuenta, ayudas a que tu mente y tu cuerpo liberen ese exceso de energía que no necesitas. Algo que también puedes aplicar es hacer alguna actividad física entre tareas, por ejemplo, si en tu lugar de trabajo hay escaleras, sube y baja algunos pisos para distraerte.

Haz de lo tedioso algo divertido. Así como tenemos tareas que nos encanta hacer, hay una que otra que nos genera algo de tedio, sin embargo, lo importante aquí es tratar de convertirlas en algo divertido. Trata de trabajarlas como retos, ya que forzarte a hacerlas de una sola vez puede terminar dándote resultados nefastos. Tómate espacios de unos 15 o 20 minutos para llevar a cabo estas tareas, coloca el temporizador y así sentirás como si se tratara de un juego contra reloj. Una vez se termine el tiempo, da un paseo por la oficina, practica lo que te dijimos de las escaleras o realiza alguna otra actividad, estarás listo para volver y trabajar otros 15 minutos más. Verás que tu mente se aburrirá menos.

Por: GGBA

Fuente


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: