Si el principio de la década del 2000 fue marcado por el auge de la inmediatez, ahora le toca reinar al vídeo. Hoy casi cualquier dispositivo móvil es capaz de generar un clip y subirlo a la red en cuestión de segundos, llegando a convertirse en “viral”. Las redes sociales se han adaptado para dar respuestas a la demanda, tanto para transmitir en directo como para hacer videollamadas.

La consultora de audiencias Nielsen anunciaba al cierre de 2017 que el vídeo online era el segmento de su negocio que había registrado mayor crecimiento, representando más del 35% de su facturación. Los procesos de selección no son ajenos a ese cambio, las entrevistas a través de videos lo eligen cada vez con mayor frecuencia, para agilizar la elección de un candidato y optimizar costos y tiempo, siendo especialmente útil en entrevistas para proyectos internacionales.

Se utiliza en consultoras, pymes y multinacionales y en todos los sectores, incluido el creativo, que además está muy familiarizado con los currículos en vídeo, donde pueden desplegar sus capacidades. El formato abarata costos, aporta discreción al proceso y soluciona problemas de desplazamiento y huso horario, pero además ayuda al candidato a sentirse más cómodo en su zona de confort. Skype, Hangouts, Facetime e incluso Whatsapp, Facebook o Instagram son los medios más utilizados en la actualidad para realizar estos videos.

Tener una tableta o un teléfono significa poder hacer una entrevista de trabajo. Las conversaciones cara a cara han evolucionado y se han perfeccionado de forma que a casi nadie le es poco común. Cada vez hay más plataformas propias que ayudan en estos procesos, como por ejemplo la francesa Visiotalent, fundada por dos jóvenes emprendedores, que abrió oficina el año pasado en España. Para el Director Regional de la naciente marca, Ignacio Sánchez, proyectos como el este “optimizan el tiempo en los procesos, ayudan a conocer mejor al candidato, que percibe al empleador de forma más atractiva, innovadora y moderna”. Añade que la entrevista filmada ayuda al entrevistador a ver “la capacidad de síntesis del candidato, cómo enfoca soluciones de negocio a los planteamientos que se le hacen y les orienta sobre cómo va a encajar en la compañía”.

Julio Braceli, Director de People Empowerment, asegura que ocho de cada diez entrevistas se realizan en vídeo. “No creo que sea el futuro, creo que es el presente y casi el pasado. De hecho, ya se ha inventado el holograma y creo que eso sí que va a llegar: poder ver al candidato como un holograma, en tamaño real”. Braceli ha trabajado en selección de empresas como Decathlon, Apple y la incubadora Demium Startups y asegura que en todas se usaba el vídeo en los procesos de selección. Recuerda que el formato no es nuevo: “Antes lo llamaban call conference y citaban a la gente en las sedes para conectar la videoconferencia con la sede central.

¿Pero acabará la videoentrevista con los procesos presenciales? Ninguno de los expertos consultados apoya esta teoría. A pesar de que este tipo de entrevistas está creciendo, no sustituyen al contacto personal, el cual aporta otra información sobre el perfil del candidato.

Por: Reiter

Fuente: https://elpais.com/economia/2018/07/26/actualidad/1532596534_148077.html


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: