Cada 3 de diciembre se celebra a nivel internacional Día de las Personas con Discapacidad y en la actualidad son muchos los empresarios que se han dado cuenta de la importancia de contar con este capital humano en el crecimiento de su compañía.

Para nadie es un secreto que usualmente en el mercado laboral estas personas deben sortear ciertos obstáculos para poder conseguir un empleo formal, aun cuando tengan las capacidades para cumplir con los cargos a los que se postulan. En muchos casos se debe a la falta de preparación de las empresas para asumir esta responsabilidad, ya que no pueden cubrir las necesidades al no disponer de un programa de inclusión.

De ahí la importancia de generar políticas cuyos estatutos contemplen poder contratar a personas con discapacidad como una manera de incluirlos en la sociedad y darles una oportunidad laboral donde puedan desarrollar sus habilidades y sentirse útiles. Por su parte, quienes están encargados de realizar el proceso de evaluación y contratación, deben estar preparados para lidiar con las diferentes situaciones de la mejor manera posible y tomar en cuenta el acondicionamiento de los espacios.

A continuación, te dejamos algunos puntos que las empresas deben tener presentes antes de ingresar a estos profesionales con discapacidad en el mercado laboral.

Tener claro el fin de la iniciativa. Antes de tomar cualquier decisión, es importante que los empresarios sepan por qué quieren incluir dentro de su staff de trabajadores a estas personas con necesidades especiales. Una de las principales razones, más allá de cumplir con la ley, es saber que puedes ofrecer vacantes a las cuales esas personas pueden postularse, esto le aporta mucho valor a la compañía. Asimismo, es recomendable que los reclutadores evalúen a estas personas bajo las mismas condiciones que los demás, dejando de lado sus limitaciones físicas y tomando en consideración sus habilidades, aptitudes y desempeño profesional.

Oportunidades dignas. Una persona con discapacidad tiene necesidades especiales por lo que es fundamental que las ofertas laborales de tu empresa estén pensadas en adaptarse a esos requerimientos. De igual manera debes mantener la capacitación y entrenamiento del personal reclutador a fin de evitar que lleguen a subestimar los conocimientos de estos profesionales.

Adapta los espacios de tu oficina. Una de las principales carencias que se notan cuando una empresa no está preparada para recibir a este tipo de personas es el acondicionamiento de su oficina. En el proceso de inclusión es necesario realizar la inversión en infraestructura acorde a las necesidades, adaptar los espacios de la empresa para recibir empleados con diferentes discapacidades, ya sean visuales, auditivas o de locomoción, entre otras.

Es fundamental disponer de rampas y baños adaptados para quienes estén en sillas de ruedas, mesas ajustadas, señales sonoras, instrucciones en braille en el ascensor, si la empresa tiene más de un piso, adecuar los equipos tecnológicos, entre ellos los ordenadores, con recursos que posibiliten el trabajo de estas personas; adaptaciones visuales y sonoras. Es decir, todo lo necesario para hacer el acceso lo más cómodo posible.

Por: GGBA

Fuente: http://www.un.org/es/events/disabilitiesday/

 

 


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: