????????????????????????????????Compartir tantas horas bajo el mismo techo, disfrutar de risas y ser cómplice de llantos, es muy común en el trabajo, pues nunca falta un momento que nos haga reír o una situación muy difícil que nos lleve al límite; por ello no es de extrañar que si además, entre dos compañeros existe eso que llamamos feeling, se dé un flechazo de “amor”.

El portal web Trabajando.com realizó un estudio online en la que se consultó sobre la relación del trabajo y los romances. Se encuestaron 2156 personas de las cuales el 23% respondió que tuvo, alguna vez, una relación con una persona que conoció en su empleo. El estudio reveló que la edad promedio en estas relaciones fugaces suelen estar entre los 25 y los 29 años. El 73% confirmó que fue con un compañero par con quien vivió ese romance; el 20% con un superior y el 7% con alguien que les reportaba.

Consultas profesionales:

Antonio Sánchez, analista de una importante empresa de gestión pública en Venezuela nos confiesa que considera excitante un romance en la oficina y abiertamente manifiesta que en su opinión, la principal razón de este peculiar amorío, es obtener sexo.

Por otra parte, según la opinión femenina de Elena Echenique, quien es ejecutiva de ventas de una importadora venezolana de alimentos, “es excitante tener que ocultar el romance”, aun cuando la persona está disponible las 8 horas en el contexto laboral. Elena declara que la empatía que se desarrolla por vivir los mismos problemas, es la causa más común en este tipo de relaciones.

Tips para un amor clandestino en la oficina:

-“Aunque no estoy de acuerdo con estos romances, de presentarse la situación, aclarar todo desde el principio, evaluando los pro y contra de ambas partes, siempre tratando, en la medida de lo posible, evitar el trato afectivo en el horario laboral” Rafael Pacheco. Coordinador de enfermería.

– “Mantener el secreto sólo entre las dos personas implicadas en el romance y así hacerlo más interesante” Antonio Sánchez. Analista de planificación.

– “Asegúrate de que él tenga más que perder que tú, y escoge a alguien maduro. Verifica que no exista firma de contrato de conflicto de interés dentro de la organización, porque si no te botan. En mi oficina han despedido a 3 personas”. Elena Echenique. Ejecutiva de ventas.

El amor es libre y toca la puerta en el momento que menos presumimos, sin embargo no debemos dejar de lado el respeto hacia terceros, el romance laboral puede ser clandestino, secreto o expuesto claramente, mientras no perjudique el desempeño profesional de los implicados y no interfiera negativamente en la productividad de la organización, pues: ¡Qué viva el amor!


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: