Alcanza tus sueños planificando un objetivo por día – Blog de Empléate
fade
5723
post-template-default,single,single-post,postid-5723,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Planificación

Alcanza tus sueños planificando un objetivo por día

Comúnmente solemos hablar acerca de los sueños que queremos alcanzar, sin embargo, es probable que en ocasiones sintamos que perdemos el norte, entre diversas razones, porque pareciera que todo se vuelve confuso al pensar que no contamos con las herramientas suficientes, no tenemos mucho tiempo disponible o sencillamente estamos dispersos por el día a día. Para evitar que esto suceda, es fundamental tratar de enfocarnos en eso que realmente queremos lograr, estableciendo objetivos claros cada día. ¿Cómo funciona esto? A continuación, lo explicamos un poco mejor.

Partamos de la idea de que tus sueños serán tan realistas como el trabajo que estés dispuesto a hacer para lograrlos. Entonces, ¿sientes que realmente te estás dedicando a alcanzar tus sueños? Es una pregunta que debemos atrever a hacernos para así respondernos con total honestidad. Lograr los sueños no significa que pasarás la mayor parte de tu vida trabajando sin descanso y que dejarás los momentos de distracción y disfrute de lado, significa que, si lo que quieres es dar un paso más allá, deberás ser consistente, constante y dedicarle un tiempo de calidad para que fluya de la mejor manera posible; después de todo, son muchas las cosas que tenemos pendientes por hacer diariamente, pero hay otras que sin duda merecen un mayor esfuerzo.

¿Estás trabajando en ello diariamente?

Es uno de los principales aspectos que debes considerar cuando realmente quieres lograr un sueño, ya que el éxito solo se obtendrá cuando te dedicas a trabajar por eso que te apasiona. En este aspecto, es importante tratar de ir dejando de lado esas excusas que te pones diariamente como, por ejemplo, “mañana sí lo hago”, “hay un programa de tv que no me puedo perder”, entre otros, que solo logran limitarte y hasta hacerte pensar que no puedes lograrlo. Cuando realmente tomas consciencia de esto, te atreves a ir más allá levantándote temprano, aun cuando sabes que has dormido poco y que, a pesar de la serie de tv que tanto te gusta, sigues adelante con tu proyecto.

Sin embargo, todo este esfuerzo no servirá de nada si antes no planificas lo que harás diariamente. Aunque parezca mentira planificar es de mucha utilidad cuando debes enfrentar varias tareas al día, es por eso que siempre se recomienda tener una agenda (manual o digital) donde puedas hacer tus anotaciones y organizar tus actividades de acuerdo a su nivel de importancia y urgencia. Si no tienes objetivos realistas y realizables que perseguir, no podrás hacer realidad tus sueños. Una vez que comiences a planificar las cosas, al menos un paso por día, comenzarás a trabajar para lograrlo y cuando te mueves de manera consistente, te impulsas, te sientes con más confianza y los resultados se empiezan a ver; es ahí cuando te das cuenta que estás logrando tus sueños.

Un paso a la vez, sé consistente

Sí, a veces queremos que todo se dé en un solo día, pero la realidad es muy distinta. Los sueños se van logrando de paso en paso, por eso es fundamental ponerse una meta por día y trabajar por ella. Muchas personas han podido cambiar su vida entera al identificar una tarea prioritaria al día, ya que, al elegir una sola tarea, esa será la tarea más importante. Al limitar tus objetivos te fuerzas a hacer elecciones más inteligentes y a tener objetivos más significativos. Esto no es algo que se logra de la noche a la mañana, básicamente porque no estamos habituados a actuar así, sin embargo, cuando nos lo proponemos y lo vamos practicando, paulatinamente va saliendo de forma natural.

Lo ideal es comenzar con algo pequeño y hacer crecer tu capacidad para planear un paso a la vez. Elige un objetivo diario y haz que sea la piedra sobre la que fundes el camino hacia tus sueños. Confía en ti y en lo que eres capaz de alcanzar y sé consistente. Cuando logras percibirte como una persona exitosa, tu auto confianza comienza a crecer y poco a poco los objetivos son alcanzados uno a uno, logrando el éxito. Ponte objetivos realistas cada vez más grandes y mejores. Usa tu talento al máximo.

Por GGBA

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/317931

Greasy BolanosGreasy Bolanos
Greasy Bolanos
No Comments

Deja un comentario