7 pasos para ser un profesional de lujo – Blog de Empléate
fade
1732
post-template-default,single,single-post,postid-1732,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.7,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

7 pasos para ser un profesional de lujo

Seleccíon-de-personal-740x350

1-Reconoce tu valor y visión: estar claro de cuál es el norte, resulta un punto muy
importante para alcanzar las metas. Para llegar a ellas, deberás tener plena confianza en tus competencias y fortalezas, allí encontrarás el potencial profesional que necesitas. No olvides que tus valores personales también son parte de los recursos integrales que te definen.

2-Véndete como la mejor opción: el personal branding debe ser tu concepto consciente de “comercialización”. Quizá algunos opinan que esta tendencia nada en contra de la humildad, sin embargo manejar tus virtudes de forma sana, seria y honrada, siempre aumentará las posibilidades de ser considerada la persona ideal para los proyectos que tengas en puerta.

3-Ve siempre por más: existen muchas formaciones disponibles para profesionales universitarios, estudiantes o personas de oficios. Van desde cualquier tipo de postgrado, hasta diplomados, cursos y certificaciones especializadas. Sé artífice de un background lleno de sorpresas que demuestren tu interés por crecer, triunfar y evolucionar. Recuerda que el aprendizaje autodidacta, aunque muchas veces no está validado por ningún ente (por su naturaleza), es igualmente importante.

4-Adopta un  idioma: el conocimiento de una lengua distinta a la materna, te abre más puertas y aumenta el portal de las relaciones, sin contar que a la hora de viajes corporativos y por qué no, hasta de recreación, tendrás más fluidez para comunicarte en un contexto distinto al habitual. Estarás más cómodo y seguro, esto sin duda, te hará acreedor de la confianza de las personas que te rodean.

5-Conéctate con el mundo entero: deja las fronteras de lado y visualízate como una persona capaz de adaptarse a ciertos cambios, siempre que estén justificados por tus objetivos. Esto no quiere decir que estarás del “timbo al tambo” buscando el tesoro perdido, se trata de abrirse camino para no descartar alternativas positivas. Quizá tu felicidad esté en casa, quizá no, lo importante es que veas más allá de los horizontes que te separan de otras tierras. Recuerda que utilizar las redes sociales apropiadamente, también es otra forma de cruzar el mundo y conocer gente sin moverte de lugar.

6-Busca oportunidades: no esperes que caigan del cielo. El éxito es un asunto personal, no es, ni debe representar lo mismo para todos, cada persona debe comprender de qué forma se conceptualiza y se expresa el suyo. ¿Quieres algo? Búscalo, solo en la travesía sabrás si convenía en tu vida. Reta tus sueños y demuéstrate que eres capaz de alcanzar lo que deseas. Solo cuida un aspecto: para brillar no hace falta opacar a nadie, ni brincar cercas que terminen rotas lastimando a otros. Si esto ocurre algo estás haciendo mal, revisa tu plan de acción, realiza los ajustes necesarios y sigue ¡Claro que puedes!

7-Haz de la gratitud tu firma personal: nunca estarás solo y es importante que al momento de mirar a los lados, tengas la nobleza de agradecer todas las manos que te ayudaron a llegar alto. Que te tilden de testarudo (por persistir en lo que quieres), iluso (por creer en ti y lo que deseas), demasiado optimista (por ver más las oportunidades que los problemas), no importa, pero que nunca te cuelguen la etiqueta de ingrato, con ella estarás como en caída libre: si, disfrutando del cielo, pero a la espera de un golpe fuerte y seguro.

Administrador de ContenidoAdministrador de Contenido
Administrador de Contenido
No Comments

Deja un comentario